Snowhite de ANA JUAN

Hace algún tiempo comencé a experimentar un interés repentino por las historias alternativas a las más difundidas de los cuentos clásicos. Si bien conocía las versiones originales, la curiosidad fue disparada por la serie Once Upon a Time, de la cual ya hablé en otras puntadas. Creí que podría tratarse de algo pasajero hasta que conocí la obra de Ana Juan y entendí que hay fascinaciones que son para siempre.

En un círculo de compra y venta de libros me encontré con “Snowhite”, una joya en blanco y negro impulsada por la Colección Mercat de Edicions de Ponent. Es un texto simple y sin vueltas, que va al grano y nos lleva en frases cortas a recorrer la trágica vida de Blancanieves. No se necesitan más palabras cuando los dibujos de Ana Juan completan el horror. 

Ana Juan

Ana Juan es una reconocida ilustradora de quien no voy a citar datos biográficos que fácilmente pueden encontrar entrando a Wikipedia. Para resumir, sí, tiene una larga y prolífica trayectoria y, además de dibujar, se dedica a la escultura y de la combinación de ambas artes nacen sus hijos de carbonilla. De hecho, ella comenta en una entrevista:

“Cuando trabajo, primero lo mancho todo y luego voy arrancándole luz al papel. Dibujo como si modelase”.

No soy una experta y ni siquiera llego a ser una conocedora del arte plástico, por lo que sólo puedo limitarme a expresar lo que su creación me hace sentir como mera espectadora… En sus dibujos, en el estilo de las formas con que Ana Juan da rienda suelta a un mundo onírico que no se nos escapa, porque nos es absolutamente familiar —pues todos hemos soñado alguna vez… o tenido pesadillas— y a la vez nos incomoda por lo extraño que se nos representa, hallo un equilibrio exacto, justo, de inocencia y crudeza. Son las caras y figuras redondeadas que terminan en extensiones finas, largas y filosas lo que lo hace posible.

Dibujar es la casa donde vivo ~
Ana Juan para Hoy es Arte

En esta versión la que da un giro es la madre de Blancanieves, pues sin saberlo entrega a su hija un mismo final, un idéntico deseo. Como siempre, Lady Hawthorn, la mujer que como vestuario usa joyas y sombreros extravagantes, resulta fascinante ¿Nos hunde con ella en su deseo a lo Narciso? En el fondo sé que también la encuentro hermosa. Pese a mi evidente favoritismo (los villanos son mi debilidad), los personajes que más me maravillaron fueron los hermanos Dime —curioso apellido, ¿no?—.

Así es Snowhite, la creación de Ana Juan en donde la princesa es blanca, sí, pero blanca como un fantasma… blanca como la muerte.

Lacrimosa - Ana Juan

Comentarios