Shingeki-no-Kyojin-segunda-temporada-poster

Es extraño pensar que allá por el 2013 se estrenaba la primera temporada de Shingeki no Kyojin y todo el mundo se volvía loco por el anime que trata sobre gigantes caníbales atacando al último bastión de la humanidad.

Con sólo veinticinco episodios, llenos de grandes escenas de acción, personajes queribles y, por más raro que suene, con una situación muy empática, emociones exageradas y un gran cliffhanger, esta serie se llevó el mundo por encima.

Pero así como llegó, se fue.

Y por los siguientes cuatro años nos tuvimos que conformar con series parodias, novelas, novelas ligeras, videojuegos, dos películas recopilatorias, dos películas live-action (básicamente, con personas reales) y cientos de productos de merchandising, nada que sirviera a la trama, más que unos cuantos ovas a modo de episodios con contenido alternativo sobre ciertos eventos. Y nada más.

Pero después de tanto esperar, de la nada, un día cualquiera tuvimos un trailer para la segunda temporada que nos prometió todo lo que te dije hace un ratito y mucho más. Sí, mucho más.

Acá es cuando yo me hago una pregunta. Después de tanto tiempo, ¿Shingeki no Kyojin, la serie, seguirá siendo tan buena como el manga que todavía sigue siendo publicado y que cada día está más bueno?

Bueno, para eso hay que sentarnos a mirarlo. Pero primero yo, para que vos después me preguntes “Ignacio… ¿Vale la pena?” y yo te digo el por qué.

  • Tiene una introducción de los hechos ocurridos hasta ahora para todos los que no están al día con la serie. 
  • Un nuevo opening. Está bien, el primer opening es una de las mejores cosas que salió del Japón, por eso el segundo intenta emular su estilo.
  • A diferencia del manga, se acabaron las discusiones burocráticas, acá vamos a los bifes, amigos.
  • Aparece un nuevo enemigo, el “Titán Bestia”, con habilidades desconocidas.
Shingeki no Kyojin
Esa es una barba.

Los inicios de temporadas tendrían que tener dos cosas: Una resolución de los eventos inconclusos de temporadas anteriores y ser el golpe de efecto para lo que resta. Y vale decir que estamos ante una temporada corta. Son solamente doce episodios contra los veinticinco de la anterior. Esperemos que lo que sigue sea más emocionante. Porque lo vale. Porque sabemos que la serie puede dar más.

Entonces, ¿vale la pena sentarse a ver Shingeki no Kyojin?

Sí y no. Si sos un fan de la serie y/o manga, no te lo podés perder. Ahora, si sos nuevo y recién entrás en la historia o querés comenzar, te digo: mirate la primera temporada, es un poco más pesada, pero lo vale y para cuando termines, esta segunda ya va a arrancar y ahí sí, no vas a tener descanso.

Comentarios