Este año nos espera una gran novedad a los fanáticos de King en general y de It en particular. Para el 7 de septiembre se anunció el estreno de la esperadísima versión cinematográfica. Y desde que tenemos noticia del proyecto, estamos en la espera de saber todos los detalles.

It es conocidísimo para todos los que tuvimos la suerte de transitar la niñez en los 80-90. Ya sea por la miniserie, el libro o la sola imagen del escalofriante payaso Pennywise, casi seguro lo tenés, aunque sea de vista. Y por eso el nuevo trailer despertó una vieja pasión.

El 29 de marzo llegó a Internet y a las 24 horas contaba con el récord del tráiler más visto durante el primer día. Una semana después se posicionaría como el más visto de la historia de las plataformas de video.

Si había expectativas, los dos minutos y medio que nos adelanta este avance las elevan al máximo. Para bien o para mal, las opiniones no dejan de brotar por todos lados.

Las comparaciones son odiosas

Sí, estamos de acuerdo. Pero también son inevitables. La miniserie que salió al aire en 1990 construyó una imagen muy fuerte en el imaginario colectivo. Es imposible evitar poner en contraste la nueva propuesta.

Entre el libro (1986), la miniserie (1990) y la película (2017) hay incontables diferencias. Son tres formatos distintos con concepciones distintas. Por eso, hay que entender que esta versión no es una remake sino una adaptación autónoma e independiente de la novela. Y, dicho sea de paso, fue aprobada por el propio King.

Es imposible hacer una comparación justa entre película y miniserie: ambas abordan una novela de acuerdo a diferentes épocas y miradas.

Del mismo modo, hay ciertas modificaciones que fueron hechas en el sentido de, justamente, alejarse de la comparación. Tenemos un payaso victoriano, de traje plateado y mirada amarilla-dorada. Aunque más cerca del libro, muchos consideraron que este cambio rompía el mito de Eso. La figura perdía su atractivo en este cambio.

It- Editorial Plaza&Janés

Otras, fueron llevadas a cabo en pos del formato: habrá una segunda parte de It, donde veremos a los Perdedores en su adultez. Por lo tanto, no habrá fluctuación temporal como en la miniserie y la novela ¿Punto a favor? Veremos.

Es imperativo, sea como fuere, pensar esta película como una pieza independiente. Sería imposible meter las 1500 páginas de libro en una versión cinematográfica (quien espera eso, creo que busca un audiolibro) y más aún hacerlo de manera estética. Como séptimo arte, el cine tendrá sus aportes significativos a la cosmogonía de Eso.

Una ojeada a Derry


En esta adaptación, la producción se vio entorpecida por cambio de actor protagonista y hasta se habló de la cancelación del proyecto. No obstante, el rodaje había generado expectativas que no podían romperse.

Las redes sociales construyeron un vínculo ideal entre el público y los realizadores.

Al cargarse al hombro esta historia, el director Andy Muschietti (Mama) nos dio un respiro. Además, mantuvo el hype al tope dándonos imágenes de la realización del filme. Compartió desde sus cuentas virtuales fotos de locaciones, escenas, protagonistas, detalles, utilería. Y tras cada nuevo material, un aluvión de comentarios.

Andy Muschietti- Director de “It”

El plan marquetinero fue sencillo. El director nos dejó ser espías de la producción. De todos modos, estos vistazos demandaban cada vez más un trailer que condense esas imágenes en un todo. Breve, pero un todo al fin y al cabo. Los fieles seguidores de It no podríamos contentarnos con menos que con una panorámica de la película. Haciéndose rogar, al llegar el trailer todos enloquecimos. Y no es para menos. It vuelve para alimentarse de nuestro miedo 27 años después, tal como acostumbra.

Pennywise, el payaso


Imagen: IMDB

Una vez más en el arte, el antagonista supera a, en este caso, los héroes. Es que las perspectivas recaían en la imagen de este ser mítico.

Luego de la renuncia de Will Poulter, el sueco Bill Skarsgård se haría del papel. Siendo un actor poco conocido y, además, muy joven (25 años), el escepticismo se levantó en la opinión pública.

Siendo la caracterización de Tim Curry la imagen y terror de todos los niños de los 90, parecería que la horma le quedaba grande a cualquier sucesor. No obstante, al develarse la personificación de Bill Skarsgård, los ánimos se calmaron. A pesar de los cambios y la incredulidad inicial, se le dio a Skarsgård un voto de confianza. Doble mérito para Bill.

Imagen: Wookieepedia

De todos modos, la principal crítica que persiste en las redes gira en torno al carácter de It. Curry nos trae un payaso simpático que “gana” a sus víctimas para luego dejarse ver monstruoso. Skarsgård es (según nos permite ver el brevísimo trailer) simplemente un monstruo. Aparece inesperadamente y dando sustos hórridos que poco tienen que ver con la media risa de Curry, sus palabras pendencieras e inquietantes que nos atemorizaban por la idea del más abajo, de las cañerías, de lo oculto tras la cara amigable…

It del 2017


Lo único que quedó claro tras la aparición del avance es que estamos frente a un éxito seguro. Hay quienes no pueden dejar de lado las odiosas comparaciones, pero deben agachar la vista y reconocer que igual quieren verla.

Es un hecho que el público de esta adaptación es otro. Aunque los adolescentes del 86 copen las salas de cine como adultos, la concepción del cine de terror ha cambiado terriblemente. Por esto hay nuevas exigencias estéticas en el espectador y la tarea del director es cubrirlas.

Imagen: OhMyGeek!

Mientras que, tanto la miniserie como el libro nos brindan un terror sugestivo, el trailer adelanta que nos encontraremos con recursos propios de esta era. Tensión músico-ambiental, imágenes de impacto, screamers y previsión de susto dominan el trailer. El objetivo del género hoy en día es hacerte saltar de la butaca, más que elaborar un horror subyacente. Y, en apariencia, esta película lo va a lograr.

Es inútil pensar al cine como lo era tres décadas atrás.

Despojarnos de la imagen de la miniserie y echarle una relectura al libro (¿Total? Sólo son 1500 páginas) nos va a dar una experiencia de espectador más completa. Aunque siempre cabe la posibilidad de sentarse y disfrutar sin hacer tarea antes, recomiendo el libro totalmente.

 

Comentarios