CROCS
Crocs con pedrería en la Semana de la Moda en Londres

Las crocs se han convertido con mucho éxito en el calzado de la comodidad. Hay quienes dicen que quedan bien con cualquier prenda y algunos fanáticos se animan a usarlas hasta para ir a fiestas informales. Aunque, como en todo, hay algunos detractores que dicen que “atentan contra el buen gusto” y no ven la hora de que pasen de moda. Por mi parte, en lo único que pienso es: “Este invierno las crocs con medias van a hacerme divorciar de mis queridas (y gastadas) pantuflas”.

Mucho se habla, pero pocos conocen el origen de este calzado. Crocs es una marca fabricante de calzados fundada por George B. Boedecker en 2002. La idea surgió de un grupo de amigos estadounidenses que se inspiraron en suecos ortopédicos para emprender este negocio que actualmente está valorado en más de mil millones de dólares.

Tienda crocs

La pregunta que debemos hacernos es: ¿De qué están hechas? Las crocs son fabricadas a base de Croslite, un material patentado llamado resina de célula cerrada ¿Qué quiere decir esto? Que, aunque no lo creas, no es ni plástico ni goma, sino que es un material antimicrobiano, lo que elimina cualquier mal olor (punto importante para los olvidadizos de la higiene y el querido talco), impide el desarrollo de bacterias y hongos y da la suavidad y ligereza característica.

Gracias a su diseño, las crocs garantizan confortabilidad y frescura, lo que las hace ideales para personas que trabajan de pie durante muchas horas al día. A quienes ya no imaginamos con otro calzado que no sea este, es a los profesionales que trabajan en hospitales (estoy muy segura de que todos hemos visto la adicción que tienen los médicos por estas gomas con agujeros de queso gruyere, básicamente hablando).

Crocs Monte Carlo
Leighton Meester junto a Katie Cassidy, dos de las protagonistas de Monte Carlo, usando Crocs

Ahora, ¿de dónde proviene el nombre “Crocs”? Según trascendió, el nombre se les ocurrió pensando en los cocodrilos (Crocs, en ingles), ya que son unos animales muy fuertes y no son depredadores naturales. Además, habitan tanto en la tierra como en el agua y son muy longevos. Por lo que, al parecer, el nombre elegido es una excelente descripción para lo que nos están ofreciendo.

Este llamativo calzado cuenta con una innegable aceptación popular, desde los más chicos hasta los abuelos que eligen entre la gran variedad de llamativos colores que las crocs nos ofrecen. Un dato no menor es que las celebridades de Hollywood también se animan a usarlas diariamente, como es el caso de Al Pacino, Adam Sandler, Katie Cassidy, Morgan Freeman, Jack Nicholson y Leighton Meester, entre muchas otras.

Así como en su momento las zapatillas Converse eran lo que más se usaba, este es el momento de las Crocs. A tal punto que el año pasado debutaron en la Semana de la Moda en Londres. Sí, leíste bien. Y como se esperaba, esto trajo mucha polémica.

Miranda Priestly - CrocsQuien estuvo a cargo de esta pequeña revolución impensada fue el diseñador Christopher Kane, quien fue criticado al sorprender a todos cuando en la pasarela aparecieron modelos de crocs con pedrería, transformándolos así en elegantes (y costosos) zapatos.

¿Quién imaginaría que un simple calzado pensado para la comodidad terminaría en los grandes desfiles? Bueno, dicen que la moda convierte lo horrible en hermoso.

Este controversial calzado ha tenido comentarios de todo tipo. Algunos podólogos se han atrevido a decir que su uso continuo es peligroso para los pies y otros, especialistas en moda, los han llamado “espantosos zapatos sin gloria”. Lo cierto es que, a pesar de todo, siguen vigentes, más que nunca en este momento.

Ninguno de nosotros es parte de “Fashion Police”, así que creo que nos tendremos que limitar a usarlas si nos gustan o a odiarlas en silencio si nos parecen horrendas, ya que sobre gustos no hay nada escrito, ¿no?

Comentarios