Receta de Hot Cakes

Porque ser flaco está sobrevalorado. Yo soy de esos que se sienten felices cuando tienen la oportunidad de llenarse la boca con algo dulce (llámese torta, helado, facturas, etc.) y no, no es porque tengo que llenar un vacío existencial. Eso lo podemos hablar otro domingo. Pero si sos uno de los míos, entonces no te podés perder esta receta para hacer hot cakes que te va a encantar (Y sí, te conviene comerlos en un clima más fresco… pero quién nos detiene, ¿no?).

Receta de hot cakes (como los de Matilda)


INGREDIENTES (para aprox. 10 hot cakes):

  • 1/2 vaso de leche
  • 1 Huevo
  • 1 cucharada sopera de azúcar
  • 100 gr. de harina leudante
  • 1 cucharada de aceite de girasol
  • 1 pizca de sal

PASOS

1 – Lo primero que hacemos es batir el huevo en un bol y luego le añadimos el azúcar.

Batimos hasta que esté totalmente mezclado. Agregamos el aceite y volvemos a mezclar (Recuerden no usar más de una cucharada de aceite).

2 – Agregamos la sal y la harina (en Hot Cakesel caso que no tengan harina leudante, pueden usar medio sobre de levadura. Obtienen el mismo resultado).

3 – Vamos vertiendo la leche de a poco hasta que quede con la consistencia de una crema espesa (No se asusten si queda MUY espesa, hasta puede llegar a ser mejor).

4 – Paso siguiente, la sartén. Colóquenla a fuego medio (para que no se les cocine demasiado rápido la parte de afuera y les quede crudo adentro) y SIN ACEITE. Cuando esté muy caliente, agarramos una cuchara (de las que se usan para servir salsas) y lo ponemos sobre la sartén. Dejamos aproximadamente un minuto o hasta que empiecen a salir burbujitas sobre la mezcla. Cuando suceda esto, le damos vuelta y dejamos un poco más.

5 – Ir apilándolos, así se mantienen calientes y quedan más ricos.

¿CON QUÉ COMERLOS?


Con lo que quieras, la verdad. Podés agregarle un poco de esencia de vainilla a la mezcla para darle otro saborcito. Tal vez acompañarlos con algunas frutas, helado (o ambos), con chocolate, dulce de leche o mermelada, miel y hasta con cereales ¡¡Las combinaciones son muchas!

PLUS: Yo personalmente no lo probé, pero si hacés el hot cake lo suficientemente grueso, podés cortarlo por la mitad y rellenarlo con alguna mermelada o una buena salsa. Con un poco de imaginación podés armar un plato que pase por uno gourmet y así deslumbrar a tus invitados.

Ahora que te conté cómo hacer estos ricos hot cakes, queda en vos hacerlos para compartir o para gordear tranquilo durante un desayuno o merienda. Ve y sé feliz.

Comentarios