Moisés y los diez mandamientos - la película
Foto: Verónica Guerman / Teleshow

“Moisés y los diez mandamientos” es un fenómeno en Argentina desde que Telefe decidió comprarle a Record, cadena televisiva de Brasil, los derechos de esta novela. Fue un éxito impresionante durante todo el 2016 y terminó recién este año, habiendo arrasado en los varios horarios que el canal le puso, incluso ganándole a Tinelli en materia de rating.

Esta novela fue también un suceso en Brasil, ya que se agregó una segunda temporada y luego se hizo una película que se estrenó en Buenos Aires el 23 de febrero. Debido a esto continúan en Telefe las novelas bíblicas como “Josué y la tierra prometida”, de la misma cadena.

Además, sus protagonistas vinieron varias veces a nuestro país para presentarse en los distintos programas del canal de las pelotas, pasando desde el programa de Susana Giménez hasta “Morfi, todos a la mesa”.

Suelo asistir a varias funciones privadas para la prensa de distintas películas que se estrenan en nuestro país, pero pocas veces vi a tantos colegas en un evento de estas características. Destaco también que la función comenzaba a las 10 de la mañana y los protagonistas darían una conferencia.

Moisés y los diez mandamientos - fans
Un fan en el estreno.

Durante la proyección hubo varias manifestaciones de los presentes, como risas y comentarios, cosa que hasta el momento no había presenciado. Al finalizar la proyección, todos los asistentes se quedaron para la conferencia, porque cada uno tenía algo que preguntar.

Los actores fueron muy simpáticos. Giselle Itié hablaba bastante bien el castellano, Guilherme Winter hablaba en portuñol y Sidney Sampaio se comunicaba sólo en portugués, aunque había una traductora para que los periodistas pudieran entender todo lo que el elenco decía.

Otra cosa que me llamó la atención es que la puerta de un cine tan importante como es Cinemark Palermo estaba cubierta con el afiche de “Moisés y los diez mandamientos”, algo completamente inhabitual para una película latinoamericana.

Pensando en las posibles razones que justifiquen este fenómeno poco frecuente, llegué a la conclusión de que quizás tenga que ver con que es una súper producción, cuestión que en estas latitudes no suele verse tan seguido. También es cierto que cada tanto vuelven a tomar relevancia los temas bíblicos, ya que no es la primera vez que se hace una ficción en torno a tópicos religiosos. Ejemplos de ello abundan en el mundo. Por otro lado, un factor que encuentro decisivo es que sus protagonistas vinieron varias veces al país, estuvieron en los programas más vistos de la televisión argentina y se mostraron simpáticos y cercanos a sus seguidores locales.

En cuanto a la película, se las recomendaría solamente a los fanáticos de la novela o a quienes gusten de las ficciones históricas y religiosas.

Comentarios