Susana Giménez en Piel de Judas

Susana Giménez es la máxima estrella de Argentina, por lo que la mayoría del público conoce a grandes rasgos sus más grandes logros artísticos, sobre todo los que le siguieron a su mayor suceso que fue “Hola Susana”, pero en este artículo me propongo hacer un repaso de los hitos más importantes de su carrera y lo haré en forma cronológica.

1. Shock: Fue la publicidad que le cambió la vida y su carrera. Le abrió la puerta del hogar de los argentinos y le posibilitó iniciar una carrera artística que no se detendría ante nada, volviéndola una artista muy completa. Como ella misma dice, fue el comienzo de todo.

2. Los mochileros: Fue su primer protagónico en cine junto a Soledad Silveyra, Víctor Bó y Ricardo Bauleo.

3. Las Mariposas son libres: Marcó el debut teatral de Susana Giménez y fue un éxito rotundo desde el primer día. La acompañaban Rodolfo Bebán, Ana María Campoy y Osvaldo Cattone.

Susana Giménez
Foto: Mariano Sanchez

4. La revista porteña: Susana debutó en la revista en 1974 convencida por Gerardo Sofovich, ya que a ella no le gustaba el género, pero no pudo rechazar el ofrecimiento económico que le hicieron. Debutó junto a Nélida Roca que con ese show se despediría de los escenarios de la revista porteña. Junto a Alberto Olmedo, Jorge Porcel y Moria Casán conformaron el cuarteto que más recaudo en la historia de la revista porteña.

5. La Mary: Su única película dramática, hoy es un film de culto. La dirección fue de Daniel Tinayre y Susana estuvo acompañada por Carlos Monzón en el rol protagónico masculino. Fue muy importante también en su vida personal, porque ella y Monzón tuvieron un romance inolvidable que forma parte de la historia del espectáculo de nuestro país.

6. La mujer del año: Gran éxito teatral que Susana Giménez protagonizó en 1983 y que anticipaba todo lo que le pasaría años después con “Hola Susana”. Fue un suceso increíble. Además, también fue el primer musical que realizó.

7. Sugar: Segundo musical de Susana. Esta vez a la pareja que venía haciendo Susana con Arturo Puig desde “La mujer del año” se le sumó Ricardo Darín que, cuando comenzó a hacerse la obra, era el novio de Susana. Fue otro gran éxito y este año se volverá a hacer. Estarán nuevamente Susana y Arturo Puig, pero en distintos roles, ya que la diva será productora junto a Gustavo Yankelevich y Arturo será el director.

8. Hola Susana: Es el mayor suceso de la carrera de Susana. Este programa de televisión le cambió la vida. Todo empezó el 1º de abril de 1987 por ATC, la gente la amó desde el primer momento y colapsaban las líneas de la por entonces compañía de teléfonos, ENTEL. Lleva 29 años de éxito con este programa que pasó, además, por Canal 9 y por Telefe, donde continúa en la actualidad. Ella ya era rica y “Hola Susana” la transformó en multimillonaria. A partir de este hito pasó a ser llamada la diva de los teléfonos.

9. Revista Susana: Hace 8 años lanzó una revista con su propio nombre, donde ella es la tapa de todos los números y que es un éxito editorial no solo en Argentina, sino en varios países latinoamericanos. Cuando salió a la venta, ya tenía un año de publicidad vendida, o sea hubiera podido seguir saliendo a la calle, aunque no hubiese vendido ni un solo ejemplar. Suele estar entre las revistas femeninas más vendidas y está bien posicionada en el ranking general de venta de revistas.

10. Piel de Judas: Fue su gran vuelta al teatro después de 24 años y fue un suceso nunca visto en Buenos Aires. Llenaba todos los días todas las funciones y no solo eso, sino que la gente se congregaba en la puerta del Lola Membrives a esperarla llegar y, sobre todo, para esperarla salir después de cada función. El día que más gente se acumulaba era los sábados, donde se sumaba el público de la primera función con el de la segunda más los curiosos que pasaban por ahí. Ella saludaba a todos con una sonrisa y hasta se sacó fotos con varios de los fans que la esperaban.

Este fue un breve repaso por 10 de los más grandes éxitos de Susana Giménez que permiten conocer un poco de su maravillosa carrera… ¡Pero ojo! Nos quedaron varios afuera que podrían ser objeto de algún próximo decálogo.

Comentarios