Siempre puede ser más creepy

Ya lo sabemos todos. Twitter es una de las redes sociales que más interacción genera entre sus usuarios, pese a que su crecimiento se ha estancado un poco en los últimos años. Sin embargo, sigue siendo el medio preferido para hablar con tonos más ácidos y, por supuesto, para comunicarse con los famosos (porque todos llevamos un cholulo adentro).

En eso estaba perdiendo el tiempo, cuando una noche, ya de madrugada, me encontré con la historia que compartió @galaninmaduro en su cuenta. Nos invitaba a quedarnos enganchados mientras él actualizaba. Me gustó tanto (y caí en un falso gancho, admito) que le pedí permiso para compartirlo con ustedes. Así que acá va:

Contar historias por Twitter (y también usando otras redes sociales) se está volviendo una práctica muy común. De hecho, algunos usuarios están respaldados por una inmensa cantidad de seguidores ávidos por el siguiente… ¿capítulo? Y así despiertan el interés de las editoriales que están en la búsqueda de estos nuevos talentos. Mucho queda todavía por responder, pero de lo que sí estoy segura es de que las redes sociales han atravesado horizontal y verticalmente la forma que los seres humanos tenemos de expresarnos. Eso sí, la necesidad de narrar sigue intacta.

Como sea, si esta historia te gustó, hacéselo saber. Buscá a Galán Inmaduro, por supuesto, en Twitter y seguilo.

Comentarios