Susana Giménez

Susana Giménez nació un 29 de enero en un sanatorio de Barrio Norte cambiando para siempre la vida de su familia y la del espectáculo argentino. Primera hija del matrimonio compuesto por Augusto Adolfo Giménez Aubert y por Luisa Celia Sanders. Era una beba preciosa y, según ella misma contó, bastante hincha.

Durante su infancia pasó por varios colegios y tuvo una experiencia que la marcaría de por vida: estar pupila en el Quilmes High School. Ahí aprendió la disciplina, además de inglés, pero sufrió mucho por estar lejos de su familia, especialmente de su madre. Estuvo tres años hasta que tuvieron que sacarla del colegio porque el clima del lugar le hacía mal a sus bronquios.

Se casó muy joven, a los 17 años, con Mario Sarrabayrouse, padre de su única hija, Mercedes, con quien no fue muy feliz y se separó después de tres años de matrimonio llevándose consigo a su hija.

Luego de haber sido secretaria de su padre por un corto tiempo, decidió que quería hacer otra cosa de su vida y mandó su currículum a Aerolíneas Argentinas para ser azafata y sus fotos a una agencia de modelos, Lowe. Le contestaron el mismo día de ambos lugares y después de pensarlo, afortunadamente para ella y para el ambiente artístico nacional, eligió la segunda opción.

Su carrera, entonces, empezó como modelo publicitaria, más adelante también lo sería de pasarela. Como modelo llegó su primer éxito con el comercial que hizo para Cadum, el famoso “Shock” que le piden que haga hasta el día de hoy. Esa publicidad cambió su vida y su carrera.

Su carrera continuó avanzando, convirtiéndose en una de las modelos más cotizadas del país. Así llegaría a su vida la actuación, con su debut en las tablas con “Las mariposas son libres” de la mano de Pepe Cibrián y Ana María Campoy, acompañada por Rodolfo Bebán, que fue un auténtico éxito y donde ella sería la revelación teatral del año.

Luego le siguió la revista donde debutó de la mano de Gerardo Sofovich, que la convenció de que hiciera teatro pagándole cuatro veces más de lo ganaba como actriz y se dio la particularidad de que en la revista donde Susana debutaba en el género, un icono de la revista porteña como Nélida Roca se despedía de la misma.

Uno de los papeles que cambiaría su vida y su carrera fue el de Tess Harding, personaje principal de “La mujer del año”, comedia musical que ella protagonizó y que fue un verdadero éxito. Además, como dijo más de una vez la propia Susana: “Fue increíble. Después me empezaron a pasar las mismas cosas que en la obra”. A esta obra le siguió con mucho éxito “Sugar”, que protagonizó junto a Ricardo Darín y Arturo Puig y que este año repondrá como productora junto a Gustavo Yankelevich y con Puig nuevamente, pero en la dirección.

Susana Giménez y Ricardo Darín

En 1987 llegó “Hola Susana”, marcando otro giro a su vida y a su carrera por completo, puesto que la transformaría en la mujer más importante de la Argentina y en la máxima estrella de la historia de nuestro país. Este programa comenzó el 1º de abril de 1987 por la pantalla del por entonces ATC y fue un suceso desde el comienzo. Colapsaban las líneas telefónicas de todo el país en el horario que iba el programa, que era de 13:00 a 14:30, porque todo el mundo quería hablar con ella y ver si, de paso, podían ganarse algún premio.

En un principio, mientras hacía el programa de televisión, también trabajaba en teatro con “Sugar”, “La mujer del año” y “Molly Brown”, que había sido su última obra. Esto fue así hasta que 24 años más tarde decidió volver a las tablas de la mano de Gustavo Yankelevich, quien la convenció con Arturo Puig como director, para “Piel de Judas”, que fue un fenómeno increíble de público y de recaudación. La gente se desesperaba por verla y la esperaba todos los días a la entrada y a la salida del teatro tan sólo para compartir unos segundos. Fue una temporada muy exitosa donde su público pudo disfrutarla en vivo y demostrarle personalmente cuánto la quiere.

“Hola Susana” pasó de la pantalla de ATC a la de Canal 9, que en ese momento era el único canal privado, convocada por Alejandro Romay, donde por los cortes de luz imperantes en el país empezó a ir los lunes de 21:00 a 23:30 y en 1992 se mudó a la pantalla de Telefe. donde seguirá hasta la actualidad pasando por varios horarios y arrasando con el rating en todos ellos. Sin embargo, el programa tuvo que pasar a llamarse “Susana Giménez” por un conflicto por el nombre del show con Ovidio García, que había sido productor del ciclo.

Mientras tanto, en su vida sentimental tuvo varias parejas como Héctor Cavallero, Carlos Monzón, Norberto Draghi, Ricardo Darín, Huberto Roviralta (con quien volvería a casarse y del que le costó una fortuna separarse, ya que tuvo que pagarle U$S10.500.000 por el divorcio), Jorge Rodríguez y Jorge Rama. Además, la diva reconoció hace poco relaciones amorosas con Cacho Castaña y Sergio Denis, por ejemplo.

Su familia se agrandó con el nacimiento de sus nietos Lucía y Manuel Celasco, a quienes, como a su hija Mercedes, ella adora.

Susana tiene algo que la distingue del resto que es su carisma único e irrepetible, además de ser una artista muy completa y talentosa, siendo una excelente actriz de comedia. Tiene ese glamour incomparable que la distingue del resto y con el que se nace, por lo que seguramente no habrá ninguna igual.

Ella seguirá deleitándonos con su presencia y su arte por muchos años más, demostrando a cada paso por qué es, sin dudas, la gran diva argentina.

Comentarios