Doraditos y crocantes triangulitos, todos amamos los nachos o totopos. Se rastrea su origen a un restaurante de Piedras Negras, México.

De la receta original con queso fundido arriba, pudimos probarlos con salsas, guacamole, carne y frijoles. De a poco, los sabores mexicanos llegaron a ser comunes en nuestras mesas y nos vamos animando a toquetear las recetas y darles nuestro estilo. Los nachos nos permiten ser creativos y experimentar con qué quedan mejor.

La receta para hacer nachos


Hoy les traigo una receta que adapté para que los nachos tengan sabor a pizza. Es muy fácil y salen tan ricos que acompañan perfectamente a todas las picadas y dips. La preparación lleva pocos ingredientes y pueden reemplazarse los condimentos para lograr diferentes sabores. La siguiente receta rinde aproximadamente 20 triangulitos de 4 x 5 cm, y si queremos lograr mayor cantidad, sólo tenemos que multiplicar los ingredientes.

Para las salsas y los dips existen infinitas posibilidades. Podemos elegir algo bien tradicional o animarnos a probar algo fresco, cremoso, dulce o picante. Personalmente, me quedo con el guacamole y una salsa picante, pero no son las únicas opciones. No dejen de probarlos con queso y con carne.

fuente: laesenciadetusplatos.com
Fuente: laesenciadetusplatos.com

Ingredientes necesarios

  • 200 gr. de polenta
  • 100 gr. de harina
  • Pizca de sal
  • Media cucharadita de té de pimienta negra
  • 2 cucharadas soperas de aceite
  • 100 ml. de agua tibia
  • 1 cucharada sopera colmada de condimento para pizza

Preparación

  1. En primer lugar, mezclamos la harina, la sal y la polenta, y con esa mezcla seca formamos un círculo. Por otra parte, dejamos el condimento para pizza humectándose en el aceite que hayamos elegido por algunos minutos.
  2. En el centro de la corona volcamos el aceite condimentado y le vamos incorporando las harinas, revolviendo suavemente. De este proceso tiene que resultar una masa arenosa y quebradiza. Es en este punto donde agregamos el agua tibia y volvemos a amasar.
  3. Después de amasar por unos minutos la preparación, es momento de estirar la masa. Es muy importante que precalentemos el horno mientras tanto. La masa debe quedar estirada lo más fino que se pueda.
  4. El último paso consiste en cortar los triángulos, enharinar las asaderas y hornear los nachos por no más de 5 minutos o hasta que queden dorados. Es importante esperar a que se enfríen y tener listas las salsas para disfrutarlos.
Comentarios
Compartir
Artículo anteriorOscuro — Capítulo Final
Artículo siguienteTodo por Navidad
Victoria Mir
Lotr fan. Feminista gede. Justicialista tardía.