Nuevas estrellas

Lamentablemente, en los últimos 30 años no surgieron nuevas estrellas en el espectáculo nacional, lo que a mi entender es una pena, porque son muy importantes para el público que los sigue y para darle brillo al show business de nuestro país.

Argentina supo dar en el pasado muchas estrellas al mismo tiempo o con poca diferencia de años, como fueron en su momento Tita Merello, Niní Marshall, Libertad Lamarque y Amelia Bence. Luego aparecieron Mirtha Legrand, que es la única vigente y viva de la época de oro del cine nacional, junto a su hermana Silvia, Delia Garcés, Zully Moreno y varias figuras más que se destacaban ampliamente. Ya sin la época de oro del cine nacional, sin embargo, continuaron surgiendo estrellas como Susana Giménez y Moria Casán, que son las últimas dos verdaderas estrellas que llegaron a ser reconocidas como tales.

Por ende, nuestras tres estrellas nacieron hace más de 75 años, en el caso de Mirtha Legrand, y hace unos 40 años en el caso de Susana Giménez y Moria Casán.

Esto se debe, a mi entender, en gran parte a que el star system de nuestro país decayó notablemente. Antes las estrellas se preocupaban por aparecer siempre glamurosas e impecables, cosa que ahora no pasa, también se ocupaban de su intimidad para que se conociera en parte, pero no totalmente. Ni siquiera aparecían en todos los programas exponiendo sus vidas o discutiendo, perfeccionaban sus profesiones, atendían su imagen y vivían para su trabajo como, por ejemplo, dice la propia Mirtha cuando afirma: “Porque yo, Mirtha Legrand, les he dado mi vida”.

A raíz de que no surgen nuevas estrellas, aunque sí aparecen algunas figuras importantes que quizás, si se esforzaran un poco, podrían llegar a serlo, algunos sostienen que se debe a que Mirtha, Susana y Moria no se retiran, pero yo creo que están equivocados.

Afirmo que están en un error porque cuando una figura se alza con brillo propio, no precisa que se retire la anterior para destacarse. Mirtha Legrand no necesitó que se retirara Niní Marshall, Tita Merello o Libertad Lamarque para ser un éxito ni fue necesario que se retirara Mirtha Legrand para que Susana y Moria pudieran ocupar el lugar que ocupan.

A veces me pongo a pensar qué será del espectáculo nacional el día que Susana, Mirtha y Moria ya no estén, porque no habrá estelaridad ni el profesionalismo que sólo tienen las figuras de antes, quienes no faltan, siempre llegan a horario y tienen la letra sabida desde el primer ensayo.

Espero que pronto se modifique este cuadro de los últimos años y veamos el nacimiento de nuevas estrellas. El show business de nuestro país lo necesita.

Comentarios