Cuba y Fidel Castro

Son las 6 de la mañana. No sé cuántas horas llevo leyendo opiniones enfrentadas sobre Fidel Castro. Personalmente, creo que nadie es blanco o negro, metafóricamente hablando. Si el mundo está lleno de matices, ¿por qué los seres humanos, que somos tan imperfectos, deberíamos ser la excepción a la regla? Sin embargo, para muestras, los botones y, en este caso, son blancos, azules y rojos. Los mismos colores de la bandera estadounidense.

Con esto me volvió a la mente un recuerdo de mi preadolescencia. Una nueva panadería había abierto en el barrio y tenía una imagen tricolor que no podía reconocer en el cartel. Cuando fui con mi mamá, conocimos al flamante dueño: Tenía la piel tostada y la sonrisa amplia y radiante. Inmediatamente nos percatamos de que su acento no nos resultaba familiar y ella se animó a preguntarle de dónde era. “De Cuba”, nos contestó. Yo, fiel a mi innata curiosidad, estuve rápida para hacerle otra pregunta: “¿Y por qué te fuiste de tu país?”. Él se rió y simplemente soltó “Me escapé. Allá no es fácil… Me gustaría poder traer a mi familia algún día”.

Acá, amigo mío, las cosas tampoco suelen ser tan fáciles… Lo comprobó cuando su negocio se fue a la quiebra, producto de la inestabilidad económica de esos años.

La educación en Cuba


Tema interesante si los hay. El gobierno revolucionario de Cuba estableció que ésta fuese pública, obligatoria y gratuita. De hecho, está confirmado por UNICEF y otras importantes entidades —normalmente acusadas de seguirle el juego a los Estados Unidos— que en este país los niveles formativos son excelentes. De algún lado tenía que venir el dicho que afirma que los médicos cubanos son los mejores.

En medio de estos datos que son dignos de imitar, también hay otros que oscurecen (y mucho) el panorama. Las escuelas de campo, que hoy en día de acuerdo a los testimonios que pude recolectar están en ruinas, aunque también leí por ahí sin fuente de confirmación que estarían por volver a implementarse, fueron establecidas como un sistema de trabajo obligatorio para los adolescentes del secundario.

Debían trabajar, como dice su nombre, en el campo durante 45 días. Algunos dicen que en lugares decentes, otros afirman que en condiciones lamentables. La cuestión es que eran puestos a realizar tareas que requerían de un esfuerzo físico increíble (y en esto todos coinciden) y lo que menos importaba era el estudio, sin contar las reiteradas acusaciones de acoso y abuso sexual a las internas. Y si esto no es pagar…

El hitazo de la emigración cubana


Se acusa al gobierno estadounidense de promover una ley de la muerte al permitir que los cubanos puedan obtener la residencia permanente sólo por ser cubanos. “De la muerte” se afirma porque es con esta premisa que hombres, mujeres, ancianos y niños se atreven a cruzar las aguas que los separan de “La Florida”, más bien de Miami, el crisol hispanoamericano del Tío Sam. Muchos pierden la vida en el intento.

CONOCÉ LA OTRA CARA: HASTA LA VICTORIA SIEMPRE, FIDEL por Lucas Bozzi

Lo cierto es que no son pocos, sino cientos, miles los cubanos que desde hace años intentan huir del suelo que los vio nacer y, con el respeto merecido a quienes no sufren el desarraigo, no puedo evitar preguntarme, mejor dicho, no puedo ignorar una pregunta obligatoria: ¿Por qué quieren irse, incluso arriesgando sus vidas, si las cosas no están tan mal? Bueno, también está el tema de que si se quieren ir así es porque no los dejan salir voluntariamente y moverse de territorio es un derecho humano.

El ejemplo más cercano en Cubanos que escapanel tiempo que tenemos de esto son los refugiados de Siria que en improvisados botes intentan llegar a la costa española. También sabemos cuántos mueren. Son noticia a diario.

Cabe destacar, además, la existencia de cubanos que son acérrimos anticastristas. Y no puedo caer en la falacia de decir que es porque todos, absolutamente todos ellos, han sido convencidos por las mieles del capitalismo, como tampoco puedo decir que ninguno de los cubanos que lloró la muerte de Fidel lo hizo porque realmente cree y quiere.

Entre los primeros, podemos destacar exponentes reconocidos, tales como Gloria Estefan y la ya fallecida Celia Cruz, cuya música, vale aclarar, fue prohibida en la isla. Además, le fue negado el permiso de visita a su tierra natal para poder estar presente en la despedida de los restos de su madre.

De los castristas hemos podido ver sus manifestaciones de cariño en los últimos días a través de los medios de comunicación. Igualmente, hay algunos portales, como Infobae, que aseguran que en muchos casos el luto fue impuesto y que el despliegue de emociones no fue tan masivo como se esperaba, haciendo hincapié en que las calles de La Habana se mantuvieron con su ritmo normal. Esto también me resulta difícil de creer.

¿Y la libertad de expresión? ¿Represión? ¿Pena de muerte?


Ya mencioné la “anécdota” de Celia Cruz, una de las artistas más importantes del siglo pasado, pero son otros los problemas de seriedad que ocurrieron en la isla y llamarlos simplemente “errores” es, a mi entender, una falta de respeto a la memoria de las víctimas.

Corría el año 2003. Una época sangrienta para Cuba y no estamos tan lejos de él, apenas han pasado 13 años. Primeramente, porque se dio un nuevo caso de pena capital o de muerte. También por la llamada “Primavera Negra“.

Una de las condenas por fusilamiento más recordadas se aplicó en 1989 contra cuatro militares que se habían dedicado a ejercer el narcotráfico y a cometer otros delitos. Fueron, como dije, sentenciados a la pena de muerte, la cual se había aplicado reiteradas veces en anteriores ocasiones. En general, los países del mundo se mantuvieron con opiniones moderadas al respecto.

Damas de blanco
Damas de blanco

Pero en 2003 la cosa fue diferente. Tres cubanos fueron sometidos a un juicio veloz, aunque la palabra que le va mejor es “exprés”. El hecho en cuestión fue que tomaron un barco que tenía pasajeros a bordo e intentaron desviar su curso hacia Miami. El escape fue frustrado, los detuvieron y aunque se les asignó un abogado, decretaron la sentencia fatal en pocas horas. Cuando el defensor legal, Jorge R. Betancourt Ortega, recibió la notificación y quiso frenarlo, era tarde: Los habían matado durante la madrugada.

Este profesional, además, denunció que las condiciones para ejercer el Derecho en Cuba son muy duras, ya que siempre se encuentran terminantemente condicionados. Aún así, esto no impidió que siguiera adelante con otras causas. Por ejemplo, representó al ex preso político Ricardo Rodríguez Borrero, quien fue detenido por ser opositor.

El otro hecho es igual o más escalofriante. Una madrugada fueron detenidas 75 personas, conocidas como el Grupo de los 75, que eran reconocidas como disidentes, es decir, opositoras. Entre ellos había muchos periodistas y profesionales de otras ramas. Se los juzgó también rápidamente por delitos de traición y se los sentenció hasta con 30 años de cárcel. Los medios oficiales aseguran que las condenas fueron por cargos criminales, como portación de armas.

Como reacción ante esto, se creó “Damas de Blanco”, una organización conformada por madres, esposas, hermanas e hijas de los presos que luchan por su liberación. La mayoría de ellos fueron excarcelados entre el 2010 y el 2012, y condenados al exilio. Las Damas continúan su lucha en la actualidad.

¿Y la comunidad LGBT?


La comunidad homosexual cubana denuncia una persecución histórica por parte del movimiento que responde a Fidel. De hecho, él lo ha admitido públicamente. A pesar de esto, hoy las leyes son más blandas al respecto y fueron liberadas las personas detenidas por su orientación sexual. Muchos continúan denunciando imposibilidad de acceso a la educación por motivos discriminatorios.


Yo no puedo decir si alguien tiene razón, porque probablemente todos tengan una porción de ella, de verdad. Me limito a respetar profundamente el sentimiento, ya sea de alegría o de tristeza, de quienes han nacido en el suelo cubano, hayan crecido o no en él.

Por mi parte, reconozco el carisma, la capacidad de liderazgo, la tenacidad y el posicionamiento férreo de Fidel Castro. No puedo negar que es una de las figuras históricas más importantes e influyentes de los últimos tiempos… Pero eso no me alcanza. Entonces, destaco nuevamente, mi respeto es al pueblo cubano, cuyo derecho a pensar y elegir lo que sea que quiera pensar y elegir debe ser defendido, castristas o anticastristas. Sean libres de ser.

Mi respeto es para ellos, no para Fidel. 

ALGUNAS DE LAS FUENTES CONSULTADAS (Faltan, algunas las perdí o las consulté a lo largo de la semana, otras son anotaciones personales. Si podés y querés, leé los comentarios que fueron dejando los cubanos/as en los links):

  • http://www.elperiodico.com/es/noticias/internacional/emigracion-cubana-dispara-4991048
  • http://www.kienyke.com/historias/celia-cruz-fidel-castro/
  • https://www.cibercuba.com/noticias/2016-11-27-u146802-artistas-cubanos-reaccionan-muerte-fidel-castro
  • http://www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/educacion-gratuita-en-cuba-245954
  • http://www.havanatimes.org/sp/?p=94069
  • https://www.cubanet.org/actualidad-destacados/en-que-pararon-las-escuelas-en-el-campo/
  • http://www.lanacion.com.ar/1961520-la-movilizacion-en-homenaje-a-fidel-no-tan-espontanea-como-parece
  • http://www.infobae.com/america/america-latina/2016/11/27/infobae-desde-cuba-el-pueblo-que-no-llora-a-fidel-castro/
  • http://elpais.com/diario/1989/07/14/internacional/616370404_850215.html
  • http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article2540118.html
  • http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/5180f9223a682e0f88c4aab8#.WEPm5dJ97cs
  • http://www.damasdeblanco.com/damas_blanco/damas_blanco.asp
  • http://www.eluniversal.com.mx/articulo/mundo/2016/12/2/nada-cambiara-en-cuba-damas-de-blanco
  • http://www.lanacion.com.ar/1960508-goar-mestre-el-rey-de-la-television-que-apoyo-a-fidel-y-termino-despojado
  • http://cnnespanol.cnn.com/video/cnnee-pkg-marta-garcia-fidel-castro-persecusion-homosexuales-cuba/
Comentarios