Mamá Cultiva - Cannabis Medicinal

Entrevisté a Pamela la semana pasada, una de las mamás que forma parte de Mamá Cultiva y luchan para la despenalización del cannabis medicinal que ayuda sustancialmente a mejorar la calidad de vida de sus hijos.

En algunos casos, los chicos con diferentes afecciones neurológicas no responden a un tratamiento estandarizado y las familias quedan abandonadas a su suerte, siendo testigos del dolor sin poder hacer nada al respecto. Producto de la lucha, el miércoles 23 de noviembre la Cámara de Diputados dio media sanción a la ley que incluirá un registro de usuarios, aunque todavía no se aceptará el autocultivo.

El dictamen


La Cámara de Diputados acaba de dar media sanción al proyecto que busca regular el cannabis medicinal.

Por 220 votos afirmativos se aprobó el dictamen que reglamenta el uso medicinal, las investigaciones científicas y la importación de un aceites y pildoras a base de cannabis que sirven para tratar algunos casos de epilepsia refractaria. A la vez, con el consenso de diversos bloques, el oficialismo modificó su dictamen para que en el registro previsto para la inscripción de usuarios medicinales y familiares en la órbita del Ministerio de Salud, se incluya una autorización “en virtud con lo dispuesto por el artículo 5 de la ley 23.737”.

De esta manera, los usuarios medicinales y familiares que se registren quedarían amparados para tener y cultivar su propio cannabis, respetando los fines estrictamente medicinales. Los detalles de este registro y sus alcances se verán sujetos a la reglamentación futura de la ley, luego de su aprobación en el Senado.

fuente: lamarihuana.com
fuente: lamarihuana.com

¿Querés contarnos un poco de tu historia y cómo te acercaste a Mamá Cultiva?

Mi nombre es Pamela. Soy mamá de Guadalupe, una nena de 11 años con parálisis cerebral y epilepsia refractaria. Nuestra historia empieza cuando Guada, a los 6 meses de vida, sufre una enfermedad viral llamada encefalitis, la cual le deja una grave lesión cerebral. Al año de vida aparecen sus primeras convulsiones para no irse nunca más.

Después de pasar por muchos tratamientos con fármacos, dieta cetogénica e incluso una operación cerebral, sin respuestas favorables, nos llega la noticia de que en varios países del mundo se trataba la epilepsia refractaria con aceite de cannabis. Fue ahí donde decidimos buscar información al respecto.

Fuimos a seminarios, nos empapamos del tema, pero la ayuda llegó de manos de un cultivador que nos dio nuestro primer aceite, la primera planta y las primeras semillas. A los días de probarlo, nos dimos cuenta de los fabulosos cambios, la mejora del sueño, la mejora en cantidad de crisis (de 20 o 30 a 1 o 2 diarias), la conexión con nosotros. Guada se había despertado, nos sonreía y nosotros nos despertábamos con ella.

Al mismo tiempo que todo esto nos iba pasando y con la necesidad de conocer más y compartir experiencias, nos acercamos a una agrupación y conocimos un grupo de madres que estaban en la misma situación que nosotros conformando “Mamá Cultiva”. Nosotros estábamos convencidos de que el camino era cultivar, así que empezamos a apoyar la causa, a ir a las marchas, al Congreso y a cada lugar donde nos teníamos que hacer escuchar. Con el correr de los días, ya formábamos parte de esta gran familia que es “Mamá Cultiva Argentina”.

¿Cómo se conectaron entre ustedes?

Todas las mamás que conformamos Mamá Cultiva andábamos sueltas buscando un alivio al sufrimiento de nuestros hijos y la familia. Muchas se pusieron en contacto con Paulina Bobadilla, la fundadora de Mamá Cultiva Chile. Una madre en la misma búsqueda que nosotras, pero con mas años de experiencia, quien las puso en contacto una con la otra para finalmente conformar Mamá Cultiva Argentina.

Supongo que compartir las historias no solamente las orientó a la acción, sino que deben haber sentido un apoyo mutuo importante, ¿qué sentiste cuando supiste que la misma problemática la enfrentaban familias de todo el país?

“Alivio” creo que sería la palabra. El conocer mamás que te entienden al 100% de lo que hablás, que no quieren conformarte con lindas palabras y te dicen “Parece que me estuvieras describiendo”, “Me pasa lo mismo que a vos”. Es placentero juntarnos y que nadie se asuste porque tu hijo tiene una crisis, nadie te mira raro. Es la familia que uno elige, hoy estamos una para la otra y ninguna cae porque hay otras para sostenerla. Feliz de haberlas conocido.

¿Qué patologías se pueden tratar con el cannabis medicinal y cómo son los tratamientos?

Hay muchas patologías como cáncer, esclerosis múltiple, HIV, fibromialgia, artritis, artrosis, dolor crónico, Parkinson, Alzheimer y epilepsia, entre otras. Los formatos de consumo más usados son vaporizándose, ingiriendo el aceite que se hace con la resina de la planta y en cremas.

¿En qué momento te diste cuenta que los tratamientos tradicionales no funcionaban?

Creo que hace años pero uno nunca quiere perder la esperanza y sigue confiando que los médicos te dicen la verdad, aunque hoy abriendo los ojos me puedo dar cuenta de que todos los tratamientos tradicionales que no dieron resultado me quitaron a mi hija, porque le das un medicamento y son una persona, le das otro y son otra. Y con el cannabis aprendés a conocerlos realmente.

Supongo que se encuentran con dificultades que surgen a partir del prejuicio o el desconocimiento, ¿cómo las sortean o las combaten? ¿Es fácil acceder a información sobre las funciones medicinales del cannabis?

Hoy en día es mucho más fácil, la batalla que estamos llevando a cabo hace que miles de personas se interesen en el tema y se pongan a leer, cada vez son más las consultas que nos llegan a nuestra página y la desinformación está llegando a su fin.

Informando a la gente es la única forma de combatir los prejuicios que nacen de la desinformación. Para eso brindamos talleres informativos y enseñamos a cultivar a las personas.

¿Cómo queda la situación después del fallo del congreso? y finalmente ¿cómo van a seguir con la lucha?

Deseamos que el dictamen a debatirse tenga lugar a modificaciones donde exista una regulación para el autocultivo y de esta forma dejar de ser criminalizadas. Seguiremos como hasta ahora: Luchando, informando y exigiendo a nuestros representantes una regulación que contemple nuestra experiencia como madres por la mejor calidad de vida de nuestros hijos.

Si alguien quiere acercarse a ayudar o apoyar la organización ¿Hay alguna forma de comunicarse con Mamá Cultiva?

Toda ayuda es bienvenida. La forma de contacto es a través de nuestra página www.mamacultivaargentina.org o en las redes sociales, Facebook: Mamá Cultiva Argentina , Twiter: @mamacultivaarg

Comentarios