El rock como lo conocemos hoy tuvo un punto de inflexión, un momento en el que cambió y no fue menos que de la mano de Jimi Hendrix, un virtuoso guitarrista estadounidense considerado el mejor de la historia y hoy en Puntadas te vamos a contar el por qué.

James Marshall Hendrix nació el 27 de noviembre de 1942 en Seatle y como casi toda leyenda, tuvo una infancia marcada por la carencia bajo la crianza de su abuela paterna, dado que era la única que podía ofrecerle una mínima estabilidad económica.

A los catorce años tuvo por primera vez una guitarra acústica barata, la que aprendió a tocar de manera autodidacta, escuchando a su máximo referente, el señor del blues B. B. King.

Recién a los 16 años y después de la muerte de su mamá, fue su padre que con mucho esfuerzo pudo comprarle su primera guitarra eléctrica, pero sin amplificador, porque no daban los números para ambas cosas. Aun así, esto no le impidió al joven James empezar a tocar en las banditas locales.

Se dice que tenía muy poca capacidad de concentración en el estudio y que odiaba ir a la escuela, sólo asistía a la clase de música hasta que se cansó y abandonó por completo el bachillerato para dedicarse de lleno a lo que quería ser y hacer: La música.

Hendrix

Pero como en toda historia, siempre debe haber algún obstáculo y en este caso fue el alistamiento militar obligatorio en 1961, una etapa muy frustrante en su vida. Para zafar de eso, resolvió pedir asistencia psicológica constante alegando ser homosexual hasta lograr la baja de armas definitiva.

A partir de 1962 arrancó a desarrollar su carrera como músico en distintas agrupaciones y ciudades consolidando sus raíces sobre el blues.

El debut formal fue en el año 1964 cuando el ahora Jimi entró como guitarrista en The Isley Brothers para una gira a través de todo Estados Unidos y fue para esa época donde grabó Testify, su primer hitazo radiofónico.

Un año después de eso, Jimi pegó un contrato por tres años con Ed Chaplin, un tipo groso con el que se comprometió a darle un dólar y el 1% de regalías en base a su laburo musical y en 1966 formó su primer grupo: Jimmy James and the Blue Flames.

Durante esas épocas, Jimi no sólo solidificaba su carrera, sino que en paralelo empezaba a derrapar metiéndose en las drogas, como la gran mayoría de artistas del momento.

Con la versión de Hey joe fue el desembarco definitivo en el género del rock, llegando a Londres, donde formó la mítica banda The Jimi Hendrix Experience y al popularizarse de tal manera, el resto de los músicos tuvieron la necesidad de acercarse a Hendrix y ver qué es lo que proponía. Como en el festival de 1967, en donde Jimi hizo una que hasta hoy sigue siendo fenomenal: Despues de tocar 40 minutos, rompió y quemó su Stratocaster previo a hacer mímicas de actos sexuales, tocarla con los dientes, por detrás de la espalda.

Pero no fue hasta 1969 que Jimi Hendrix se perpetuó como el referente de la guitarra en el festival más grande de la historia del rock, el festival de Woodstock.

La muerte de Jimi Hendrix


El 18 de septiembre de 1970 la muerte abrazó a Jimi con tan sólo 27 años, dejando un gran interrogante de cómo fue en verdad su final.

Hay miles de versiones dando vueltas desde entonces: Desde un exceso de drogas después de una noche de desenfreno y sexo, una descompostura y muerte por asfixia con su propio vómito por culpa de una mala praxis de un enfermero, o incuso el asesinato planificado por su representante para poder cobrar el seguro de vida ante sospechas de que Jimi iba a despedirlo de sus funciones.

Como digo, son sólo teorías. Lo cierto es que jamás podremos saber la verdad y aunque miles de historias estén latentes, Jimi Hendrix nunca dejará de brillar porque fue un tipo que enfrentó la adversidad y se jugó por lo que quiso hacer, torciendo su destino. Así pudo cambiar el concepto de rock con su inimitable manera de tocar la guitarra y sus pensamientos e ideales que fueron y serán influencias insustituibles por el resto de la historia.

hendrix-quemando

El tipo redefinió la guitarra eléctrica con su creatividad y ha recibido, incluso hasta ahora, un sinfín de homenajes y premios póstumos. Fue incluido en el Salón de la fama del Rock and Roll en 1992 y en 2003, las revistas Rolling Stone y Time lo nombraron como EL MEJOR GUITARRISTA DE TODOS LOS TIEMPOS, superando a su maestro B. B. King y hasta compartiendo un listado con nuestro Norberto PAPPO Napolitano.

Aguante Hendrix.

Comentarios
Compartir
Artículo anteriorClass: Los aliens van a la secundaria
Artículo siguienteOlores del inframundo: Hoy, baños públicos
Beto Sayes
Guionista de Radio y TV, locutor, dibujante y músico. Me defino como un intelectual sin escritorio, rebelde, sintético y poco ortodoxo. Prefiero mil veces la popularidad antes que el prestigio.