Desde el 10 de octubre está disponible en el sitio web de Radio Vorterix el documental Tsunami de gente, dedicado íntegramente a mostrar la previa, el desarrollo y la mística del concierto dado en marzo de este año por Carlos el Indio Solari y Los Fundamentalistas Del Aire Acondicionado en Tandil.

indio-2Además, incluye una entrevista entre el ex Ricotero y Mario Pergolini, en la cual hablan de varios tópicos: Desde sus influencias musicales y métodos de composición, hasta de la enfermedad que transita hace varios meses.

Cuando todavía estaban conformados Los Redondos, se decía que la pica era con Soda Stereo: Era una reversión de viejos duelos, como el Boca – River o el Ford – Chevrolet. Sin embargo, siempre pensé que Soda era una banda que te hacía sentir y bailar.

indio-3Los Redondos… Bueno, ellos eran otra cosa totalmente diferente para mí: Una poética muchas veces indescifrable, el hermetismo de los integrantes con la prensa, letras desnudas, carnales y humanas que llevan a la reflexión, a la emoción… En cada palabra y en cada acorde, tapas de discos diseñadas por Rocambole, solos de saxo y guitarras que necesitabas escuchar con los ojos cerrados.

En Tsunami de gente, continuación del antes editado documental Piedra que Late, podemos ver a un Indio íntimo, reflexivo, reconstruido y reconfigurado por el Parkinson que transita. Un tipo adulto, marcado, que tira las verdades como un viejo Vizcacha para todos los que los escuchamos entre los 80 y 90, que crecimos, sufrimos y aprendimos de los golpes de la vida y el acompañamiento de su música.

Un océano de gente: Tsunami
Un océano de gente: Tsunami

Pero también somos asistentes al ritual que se lleva a cabo en cada uno de sus recitales: La convocatoria, la planificación de familias y amigos para acercarse a escucharlo, los testimonios de los músicos que tocan con él y al cual escuchaban mientras daban sus primeros pasos con sus instrumentos siempre coinciden en lo mismo: Es un sueño que no pueden creer que se haya sucedido en sus vidas.

indio-1La mezcla es explosiva: La música hecha y recibida con amor, con solemnidad, con cierto aire sagrado y la presencia del Indio en el escenario, con sus letras en la punta de la lengua, su voz eterna y sentida, sus sesenta y siete pirulos moviéndose por el lugar y viviendo ese momento único: el espectáculo de banderas y el pogo más grande del universo.

Como él mismo dice: El sold out para mi público no existe, van igual. Ese público leal, esas casi doscientas mil personas, son el océano de gente.

Un océano que entre mareas altas y bajas logra transmitir a otras personas la mística de Solari, un clásico de nuestra música que sigue siendo fresco y atractivo para las nuevas generaciones.

La perlita: Este año el Indio abrió su recital con Nuestro amo juega al esclavo. Queda en uno realizar la conexión necesaria para entender cómo la música ricotera retrata momentos como pocas.

Comentarios