mariano-ferreyra

Se cumplen 6 años del asesinato Mariano Ferreyra, quien hoy es un sinónimo de lucha, un símbolo de la reivindicación de los derechos de todos los trabajadores.

Mariano Ferreyra era un militante de toda la vida. Desde los 13 años militaba en el Partido Obrero, siendo un referente para sus compañeros que militaban en Avellaneda, como así también un dirigente de la FUBA (Federación Universitaria de Buenos Aires). Tenía tan sólo 23 años.

Corría el año 2010 y los trabajadores ferroviarios se encontraban en un reclamo que hoy se encuentra más vigente que nunca: La terciarización. Este reclamo tan común en todos los trabajadores, consistía específicamente en el pase a planta permanente y la reincorporación de distintos trabajadores que habían perdido sus puestos de trabajo, bajo la órbita de UGOFE (Unión de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia).

mural de mariano ferreyra

Haciendo un breve repaso de aquel fatídico 20 de octubre de 2010, podemos decir que era una protesta como cualquier otra, acompañada de un corte de vías en el Ferrocarril Roca, a la altura de Avellaneda. Esto fue impulsado por un sector de lo trabajadores (precisamente lo terciarizados) y agrupaciones como el PO (Partido Obrero), entre las que se encontraba Mariano Ferreyra.

En el momento de la manifestación, descubrieron que había miembros de la Unión Ferroviaria, comandadas por Pedraza, acompañados de barrabravas de Racing, Defensa y Justicia y Banfield, que los estaban esperando.

Empezó así la agresión: Desde insultos, hasta botellas y algunas piedras que volaron por el aire. En un principio, la Policía intervino, separando a los manifestantes y haciendo que los agresores caminaran por un camino paralelo a las vías del Ferrocarril Roca. Esto no hizo que la agresión se evitara: Los insultos seguían y también los botellazos, entre otro tipo de objetos. Sin embargo, esto no duró mucho, ya que con la complicidad policial los agresores finalmente pudieron acercarse a los trabajadores que se encontraban protestando. Lo único que hizo la Policía Federal fue dejar pasar a los agresores y retirarse.

La violencia fue brutal. Un móvil de C5N se encontraba en el lugar cubriendo los hechos, cuando fue increpado de manera violenta y se los obligó a que dejaran de filmar. Gabriel Sánchez y Cristian Favale sacaron sus armas y empezaron a disparar a mansalva contra los trabajadores.

Fue el mismo Favale quien disparó contra Mariano Ferreyra,
provocando su muerte.

represion a la marcha

Por este crimen fueron condenados a 15 años de prisión José Ángel Pedraza, siendo éste el Secretario General de la Unión Ferroviaria, y Juan Carlos Fernández por ser considerados los autores intelectuales del crimen. Por su parte, Cristian Favale y Gabriel Sánchez recibieron 18 años de prisión por ser los autores materiales del hecho.

A principios de este año, José Ángel Pedraza obtuvo la prisión domiciliaria por ser mayor de 70 años, lo que generó un gran malestar en distintos agrupaciones y movimientos sociales.

Quizás el caso de Mariano Ferreyra sea uno de los ejemplos más claros de la complicidad existente entre la Policía Federal, la burocracia sindical y la cúpula política. Sin embargo, no es el único. Hay una larga lista de nefastos incidentes, donde principalmente la Policía es la encargada de liberar la zona, como sucedió en este caso.

Este tipo de sucesos lo que permite es que la represión no caiga en manos del Estado, evitando el llamado “costo político”. Este uso de fuerzas “parapoliciales”, a cargo de patotas que se encargan de adoctrinar y reprimir, es sólo una muestra de las cosas a la que deben enfrentarse los trabajadores todos los días.

Hoy, más que nunca, hay que continuar la lucha. Por todos los trabajadores. Por Mariano. 

Comentarios