connie BALLARINI

Era la madrugada, estaba fresco y andaba buscando un lugar donde ahogar mis penas. Me había separado de mi chica unos días antes, bah… “separado”, en realidad fue de común acuerdo, de común acuerdo entre ella y el amante. Me dejó. Y, en realidad, nunca entendí por qué. La verdad es que nos llevábamos bien. Ella de Racing, yo del Rojo. Yo géminis, ella de leo, de Leo, de Juan, de Mariano…

Así fue que caí en un pub que promocionaba en la puerta “HOY, SHOW DE STAND UP” y por leer ese cartel, pisé y me mordió un perro, sí, me dio una rabia…

Encima cuando entré al lugar la gente miraba la herida y decía: ¡Guauu! ¡Me dio una bronca! Pero enseguida vino la camarera.

—Buenas noches, ¿qué vas a tomar?
—Un whisky, por favor…
—¿En las rocas?
—No, en un vaso, por favor, común, no ESOS frascos.

La CAMARERA me miró extraño y se fue a traerme el trago, mientras yo quería saber qué era eso del Stand Up.

Al rato salió una mujer con una sonrisa muy cálida y de un porte muy fino hasta que desató su verborragia y SACADA e inquieta hizo que la próxima vez piense en llevarme pañales, porque hablando lisa y llanamente, como en mi barrio, me cagué de risa toda la noche y me olvidé de todo, hasta de dejar propina…


El Stand Up es el boom del momento, así como fueron las camperas con corderito en los 80, las canchas de Paddle en los 90 y las ojotas con medias en el 2000.

Un movimiento en constante crecimiento, de raíces under que cada vez es más prestigioso y si bien la costumbre es ver a hombres que ejercen la comedia con monólogos que surgen sobre situaciones cotidianas, cabe destacar que en el país hay excelentes mujeres que lideran el género de muy buena manera.

Tal es el caso de la comediante de la que hablaba unas líneas más arriba, la gran Connie Ballarini, oriunda de zona sur del Gran Buenos Aires, más precisamente, de Banfield.

connie-comedy-central

¿Cómo descubriste tu vocación? ¿Cómo llegás al Stand Up?

De casualidad, haciendo un curso de Stand Up sin saber ni siquiera qué era el Stand Up.

¿Tu familia tiene un acercamiento con la comedia?

Mi familia no tiene nada que ver con la comedia. Mi viejo es arquitecto, mi mamá es psicóloga dedicada a la discapacidad, ahora mostró su lado artístico haciendo vídeos en Instagram y hasta se subió al escenario y preparó una canción con mi abuela. Mi abuela es un personaje hermoso, con ella hago muchos vídeos para las redes y también participa de mi show. Y mi hermano es científico, pero también está en los medios. Así que podríamos decir que no se dedican a la comedia, pero son unos personajes muy simpáticos.

¿Dónde te formaste profesionalmente?

Mientras estudiaba en la facultad —yo soy farmacéutica— tomaba clases de teatro y luego me tiré para el lado del humor. Comencé a hacer un curso de Stand Up con Diego Wainstein y luego me seguí formando en guión, clown, canto, etcétera.

¿Recordás tu primer Stand Up frente al público?

Fue antes de la muestra del primer curso. Una hermosa experiencia, porque ahí me di cuenta de que una cosa es el material cuando lo escribís y otra cosa es cuando estás arriba del escenario y cobra vida.

¿Qué es lo peor que le puede pasar a un comediante? ¿Y lo mejor?

Lo peor es no conectar con el público y ponerte en automático y sacártelo de encima. Lo mejor es cuando fluye tan naturalmente el diálogo entre el público y vos que ni siquiera estás pensando en el texto. Soy feliz cuando sucede eso.

connie-stand-up

Teniendo en cuenta que a veces subo algo a las redes y el único Like que tengo es el mío, pero como me dijeron que hacer eso es como masturbarte y decir “¡Uy, qué bien que estuve!”, me atrevo a preguntarte ¿Cómo empezaste el camino a la popularidad con las redes sociales? (RISAS)

No soy muy consciente. Empecé hace bastante a subir vídeos de mi abuela y también muchos que hacía en mis viajes que, como estaba con mucho tiempo libre, boludeaba bastante. Todo esto en Facebook. Luego, con Instagram empecé a darme cuenta de que atraía, de que generar contenidos podía ser una forma de que la gente te conozca y vaya al teatro a verte.

¿Cómo definirías el estilo de Connie Ballarini?

Honesto, muy personal y sin filtro.

¿Es más difícil para una mujer el ámbito de la comedia?

Sí, pero estamos luchando para que eso cambie.

¿Hay prejuicios con la mujer haciendo monólogos?

Muchos: Que si sos linda, no podés ser graciosa; que si sos mina, no sos graciosa, y así muchísimos más que prefiero ignorar porque me molesta demasiado.

Mirá, yo el otro día me di cuenta de que la gente me ve como un objeto sexual, porque cuando cruzaba la avenida me gritaron “FORRO” ¿Vos cómo llevás el trato con los desubicados o el acoso que puede surgir?

Me pasa mucho en las redes y los escracho. Cuando se desubican y me ponen cosas espantosas e irreproducibles, les contesto con la data del show. Les digo “¡Qué bueno que te guste lo que hago! Gracias por tener ganas de venir a verme al teatro el 14 de octubre al Velma”. Le hago print de pantalla y lo uso como publicidad en Facebook.

¿Qué opinas de la movida “Standupera” argentina?

¡Me encanta cómo creció muchísimo y que toda la gente consume el género! Está buenísimo ver a colegas con los que actuaste en barcitos para cinco personas (cuatro de los cuales eran amigos tuyos) ahora llenando teatro enormes. Es un gran orgullo.

¿Cualquiera puede hacer Stand Up?

Y… Si vos me estás haciendo esta nota, todo se puede… (RISAS)

¿Cómo se lleva la vida común, la pareja, y/o la familia con la popularidad?

Yo no me siento “famosa”, así que no siento que afecte. Capaz que es gracioso que me griten “Connie” en la calle, me doy vuelta y veo a una piba jovencita y me quedo pensando “¿De dónde la tengo? ¿Cursó conmigo en la facu? No me cierra por la edad”. Y después me dicen “Te sigo en Instagram, me re gusta lo que hacés” y ahí caigo en esta locura.

¿Cómo desarrollás un monólogo? ¿Cómo lo probás?

Escribo cuando me nace, a veces ese material va para redes, otras me doy cuenta de que es para teatro y no para redes. Y se va probando en Open MICs o cuando hago función lo meto en el medio entre material probado, el material que sé que no puede fallar.

¿Hay temas que no tocás? ¿Chistes tabú?

No voy a hablar de eso. (RISAS)

¿Qué tipos de chistes te salvan siempre?

¡Ay, no sé! Todo depende de la función y del público que te va a ver. No soy consciente de eso.

Siempre se instaló el mito que dice que los autores tenemos una ceremonia o algún rito cuando hacemos algo copado. El mío, por ejemplo, es el de comer un sánguche de salame y queso ¿Vos tenés algún ritual antes, durante o después de escribir?

La verdad que no, re anti la mina. (RISAS)

¿Cómo definís a tu público?

Gente que se identifica conmigo, unos SACADOS.

¿Qué comediante es tu referente?

Louis C.K. y vos, obvio… (RISAS)

¿Con qué personaje te gustaría o te hubiese gustado actuar?

No lo he pensando porque, por lo general, los comediantes de acá son todos amigos y he actuado con ellos. De afuera, con tantos me gustaría que hasta pensarlo… me da un poco de miedo.

¿Qué consejo le darías a alguien que se quiere iniciar en el Stand Up?

¡Que no lo piense, que se mande! Que escriba con sinceridad, que haga un curso para saber la estructura y que se banque la frustración, porque el camino es difícil, pero súper satisfactorio. Una función te sentís Seinfeld y a la otra, el peor del mundo. Pero hay que seguir y disfrutar de cada función.

Si tuvieses que elegir entre el prestigio y la popularidad, ¿cuál elegís y por qué?

Uy, qué difícil. Creo que prestigio, porque muestra que estás laburando bien pero, bueno, si tenés popularidad es que a la gente le gusta lo que hacés… ¡Así que no sé! No sé, ¿se pueden las dos?

velma-14-oct-1

¿Qué es “Sacada”?

Mi unipersonal de Stand Up, donde la gente se va a encontrar conmigo. Es un show muy personal, soy feliz exponiéndome y contando mis miserias, mis miedos, mis mambos…

Estamos el 14 de octubre en Velma Café, Gorriti 5520, Palermo. Y digo “estamos” porque también va a estar mi abuela, que la rompe en el escenario y alguna otra sorpresa.

¿Cómo obtengo las entradas?

Comprándolas (RISAS). Nah, están ya a la venta anticipadas por Ticketek.

Por último ¿Cómo te siguen en redes sociales?

Fácil, ¡dando like!

Comentarios