Antes de explayarnos, es necesario hacer algunas aclaraciones. Quizás los gamers o personas que al menos juegan ocasionalmente algún videojuego en línea, sepan a qué nos referimos cuando hablamos de eSports. Sin embargo, una buena parte de la gente no sabe de qué se trata, principalmente en Latinoamérica, donde está dando sus primeros pasos.

El término eSports hace referencia a los deportes electrónicos, es decir, aquellos videojuegos que cuentan con una rama competitiva a nivel local, nacional o internacional. Las personas que participan, además de ser las mejores en dicho juego, no sólo lo hacen por hobby, sino que compiten profesionalmente. Ahora bien, muchos se preguntarán cómo se puede jugar a un videojuego profesionalmente y, más aún, cómo obtienen dinero con ello.

Los videojuegos en línea han tenido un crecimiento exponencial este último tiempo. Ya no sólo hablamos del FIFA o del famoso Counter Strike (con su nueva versión CSgo), sino que juegos tales como League of Legends o Dota 2 (conocidos como juegos MOBA, basados en la estrategia en tiempo real) han sabido ganar millones de adeptos a lo largo del globo.

Pongamos el ejemplo de League of Legends, más conocido como LoL. En 2013 se pudo observar que alrededor de 5 millones de jugadores estaban jugando en simultáneo. Ese mismo año se organizó un torneo mundial, en el que los equipos campeones de sus respectivas zonas (correspondientes a zonas geográficas) competían entre sí.

No sólo fue organizado en un estadio mundialista de Seul, Corea del Sur, sino que fue visto vía streaming por ¡27 millones de personas! ¿El premio? Más de 2 MILLONES DE DÓLARES repartidos entre los primeros puestos. La final, realizada en Berlín en 2015, fue vista por más de 35 millones de personas, superando la cantidad de espectadores de la final de la NBA. Esto hace que medios tradicionales de deportes empiecen a prestar atención a este gran mercado.

dota-2-internacional

El juego DOTA 2, por su parte, ha llegado a entregar más de 20 MILLONES DE DÓLARES en premios. Esto hace que estos pequeños niños y adolescentes talentosos sean sencillamente millonarios. Todo esto sin contar los patrocinadores y marcas que auspician los equipos, etc. Este fenómeno es más notable (obviamente) en los países asiáticos, donde los gamers tienen una popularidad tal como cualquier otro famoso o deportista.

Tiempo y dedicación en los eSports


Ahora bien, esto no es tan sencillo. Para empezar, la mayoría de los mejores gamers del mundo juegan a distintos juegos desde muy pequeños, más allá de cierta capacidad que no todos podemos tener (¿Innata?). Por otro lado, muchos de ellos dedican hasta ocho horas diarias a entrenar, jugando entre sí y practicando para los respectivos torneos. Casi todos destacan la importancia de hacer actividad física o juegos de mesa tales como ajedrez para estimular la capacidad de razonamiento lógico o juegos que impliquen el uso de reflejos.

faker

Entre los jugadores mejores pagos, encontramos dentro del LoL al ya mundialmente famoso “Faker”, quien ya lleva más de 700 mil dólares de ganancias en torneo (sin incluir dinero obtenido por otros medios como patrocinadores o asistir a eventos) o Ppd en Dota 2, quien acumuló alrededor de 2 millones de dólares en distintos torneos. Ahora ya sabemos qué excusa usar cuando pasamos horas jugando estos videojuegos… ¿No?

Comentarios