Obra de Charly Palermo

El teatro independiente argentino fue originado en el Teatro del Pueblo, que fue fundado por Leónidas Barletta y Josefa Goldar en la década de 1930 y que alcanzó su época más exitosa entre 1937 y 1943. Durante esos años se llevaron a escena autores nacionales como Carlos Gorostiza, Roberto Arlt y Álvaro Yunque, entre otros.

En esta oportunidad, tuve la oportunidad de entrevistar a Charly Palermo, un artista polifacético. Es director, autor, actor y profesor de teatro independiente. Participó en más de 55 espectáculos y, por si esto fuese poco, también es director del grupo teatral “Cazadores del Arte Perdido”.

Sos actor, director y autor de teatro ¿Cómo nació tu pasión por este ámbito?

Charly: Se fue dando de a poco. Desde chico siempre fui de mirar muchas series y películas y me tentaba actuar, y cuando comencé a estudiar, supe desde el primer día que ésta era mi profesión. Paralelamente escribía canciones para mi banda de rock y poemas, por lo que luego empecé a escribir situaciones, sketchs… y, finalmente, obras. Y la dirección creo que estuvo siempre en mí y por eso mis profesores me daban ese rol dentro del grupo

¿Cuál fue la primera obra que dirigiste? ¿Y la primera que escribiste?

La primera obra que dirigí sin llegar a estrenar fue una obra mía, que también fue la primera que escribí, pero no se llegó a estrenar y aún permanece inédita. Se llama “Un instante de amor”. La primera obra que dirigí y que se estrenó fue “Made in Lanús”.

¿Cómo surgió la idea de crear la compañía teatral “Cazadores del Arte Perdido”?

Yo estuve desde el 98 y hasta el 2004 en el elenco estable del Teatro El Victorial, en el que hacíamos obras para colegios, entre ellas “Romeo y Julieta” de Shakespeare, en la cual interpretaba a Romeo. Y en el año 2005 surgió la posibilidad con otro compañero de elenco de realizar nuestra propia versión, que adapté yo, y teníamos que realizar audiciones y nos faltaba el nombre de la compañía, y como la idea era empezar a rescatar esos clásicos que estaban “perdidos”, se me ocurrió el juego de palabras con la película “Los cazadores del arca perdida”.

cazadores
Un poco de la increible y diversa cartelera de “Cazadores del Arte Perdido”

¿Qué sentís en el momento previo al estreno de una de tus obras? ¿Y al escuchar el aplauso final?

Depende. Cada obra es un mundo aparte. Depende de cuál es la obra, de cómo se trabajó, cómo está el elenco, etc. En algunas, la emoción es muy grande y en otras, no tanto. Por lo general soy una persona muy tranquila y no me sobrepaso con las emociones. El aplauso final siempre es un mimo al alma, un incentivo y un enorme placer de transitar esta profesión.

¿Cuál creés que fue, hasta ahora, la mejor obra que escribiste?

Es muy difícil elegir una, porque son una especie de hijos y cada una tiene algo especial. Es difícil ser absolutamente objetivo. Podría nombrar “El inspector Lotonteau, en Misterio en la Mansión Lapat”, que es una parodia detectivesca y es muy cómica, pero también tiene la parte policial. “Mujeres Extremas”, que es una obra muy de humor, creo que la más divertida de las que escribí. “Chantas y algo más”, una comedia de enredos con todos lo ingredientes del género. “Íntimos, una historia de amores prohibidos”, un drama estilo cinematográfico muy emotivo.
charly palermo

¿Tenés un referente? ¿Por qué?

Willian Shakespeare, aunque lejos estoy de parecerme, porque escribía tanto drama como comedia, porque les daba mucho peso a los personajes, dándoles una identidad bien marcada.

¿Cómo es el mundo del teatro independiente y en qué creés que se diferencia del teatro comercial?

El mundo del teatro independiente, creo, se resume en esfuerzo. Y ésa es la diferencia sustancial con el comercial. Los actores independientes hacen su trabajo sin interés económico, resignando cosas, tiempo, hasta relaciones. Todo cuesta el doble y todo se disfruta el doble.

Fuiste, simultáneamente, el director, autor y actor de seis obras, ¿cómo te sentiste siendo parte de todo eso?

Es muy gratificante, pero a la vez hay momentos en donde sentís que todo te agobia, que no vas a llegar, pero se llega y el disfrute es al máximo.

Por último, ¿qué consejos le darías a un actor que recién comienza?

Que estudie, que se perfeccione, que investigue, que escuche a su director, que le tenga fe ciega y si no la tiene, que no participe del proyecto. No me gusta el actor que no está de acuerdo con el director, pero igualmente trabaja con él y le discute todo. Y lo digo como director y como actor. Tiene que haber una confianza y un respeto mutuo.

Agradezco mucho a Charly, quien con mucha amabilidad se hizo un lugarcito para contestarme las preguntas y por brindarme la oportunidad de conocer un poco más sobre su amor por esta profesión y su talento.

Los invito a todos a visitar la página de Cazadores del Arte Perdido, donde van a encontrar toda la programación teatral para disfrutar con toda la familia a precios accesibles: Cazadoresdelarteperdido.blogspot.com.ar

En la fotografía de la imagen destacada, vemos a Charly junto a todo el elenco de “La casa de Bernarda Alba”, de Federico García Lorca, con la versión libre de Charly Palermo.

Comentarios