Currículum Vitae

¿Estás buscando trabajo? Lo primero que te dicen es que armes tu Currículum Vitae. Hoy, gracias a Word y a Internet, tenés disponibles varios formatos prearmados y en los que sólo completás los campos necesarios. También las páginas de empleo te permiten cargar los datos para armarlo y luego postularte a las ofertas vigentes.

Debés tener en cuenta que es la primera impresión que tiene el empleador de vos y lo que puede abrir (o cerrar) las puertas de una futura entrevista. Así que tiene que ser claro, concreto y preciso. Pensá que para aquellas solicitudes para las que te postules, van a llegar decenas o cientos de CV y los reclutadores tienen que poder leer lo más destacado en una primera mirada. En general, no debe sobrepasar las dos o tres páginas. Otra cosa muy significativa: Si el envío del CV va a ser electrónico, hacelo en formatos estándar .doc, .docx o .pdf para que no genere dificultades en su lectura.

El Currículum se puede estructurar cronológicamente o funcionalmente. El currículum cronológico muestra tus experiencias laborales desde el trabajo más reciente hasta el más antiguo, tiene que tener el nombre de la empresa y las fechas entre las que lo realizaste. Tratá de no omitir trabajos, ni dejar espacios temporales en blanco. El currículum funcional detalla los puestos de trabajo o funciones más relevantes de la vida laboral, destaca aquellos trabajos más importantes, e incluye aquellos conocimientos adquiridos en actividades informales o ad honorem.

Los elementos que se deben incluir en un CV


  • Foto: Debe ser reciente. En general, la mayor parte de las empresas la solicitan. Se recomienda que sea tamaño carnet y que el aspecto del fotografiado sea profesional.
  • Datos personales: Nombre y apellidos completos, fecha de nacimiento, CUIL, dirección, localidad, datos de contacto: teléfono, correo electrónico.
  • Formación: Detalla estudios en curso, abandonados o finalizados, y los títulos obtenidos, el promedio. Se pueden omitir aquellos que no son relevantes o que se dan por supuestos. Por ejemplo, si estás en la universidad es claro que terminaste la primaria. También detallá todos los cursos, talleres, pasantías o seminarios realizados.
  • Idiomas: Nivel alcanzado oral y escrito, establecimiento donde se cursaron los estudios y exámenes rendidos, sobre todo, los títulos internacionales.
  • Informática: Programas que se manejan y nivel de dominio, sobre todo para aquellos casos en los que sea un diferencial el uso de los programas.
  • Experiencia laboral: Puede ordenarse cronológicamente o funcionalmente, como se indicó anteriormente.
  • Información adicional: Utilización de herramientas, maquinarias, licencia de conducir y tipo, o cualquier otra información que no podamos incluir en otra categoría.
  • Objetivo: Es deseable establecer cuál es nuestro objetivo laboral y en qué queremos desarrollarnos. Suele ser interesante señalar las ganas de aprender o de crecer.
  • Referencias: Depende de la tarea para la que te postules. De todos modos, cuando se necesitan las referencias, te las piden.

Se deben evitar ciertas fallas, como son:

Los errores ortográficos y de escritura: Tal vez parezca que un error de tipeo no es significativo o una frase mal escrita para ciertos puestos no será tomada en cuenta, sin embargo es algo que los reclutadores observan, porque demuestra lo cuidadoso que es el candidato.

Tampoco hay que mentir: Incluir información falsa a la larga va a ser descubierto por el reclutador, sobre todo si se refiere al dominio de ciertas habilidades o competencias que luego hay que aplicar.

Así que ya sabés. Con estos datos, tomate tu tiempo y ármalo de la mejor manera para que te represente. También fijate para qué industria te pensás postular; no es lo mismo trabajar en una agencia de publicidad que en una siderórgica. Si podés, hacelo de manera tal que sea lo suficientemente interesante para que te llamen a tu próxima entrevista y, quién te dice, a tu próximo trabajo.

Y si es tu primer empleo, esmerate en la entrevista. Seguramente vos podés hacer lo que te propongas.

Comentarios