Shingeki no Kyojin
Sacada de Manga Here

Durante el último mes estuve completamente dedicado a la tarea de leer, pero no leer cualquier cosa: Leí uno de los mejores mangas que hay en estos momentos. Está bien, entiendo que no te guste leer manga, sé perfectamente que no es para cualquiera, pero esto es algo en lo que tenés que hacerme la segunda y dedicarle unos días a Shingeki no Kyojin.

¿Por qué Shingeki no Kyojin?


Bueno, primero quiero comenzar hablando acerca de que es el manga ¿Todos conocen la historietas? ¿Si? Bueno, ahora imaginen algo en cuatro viñetas, ojos grandes, historias que abordan relaciones personales desde el punto de una sociedad que se ve a sí misma como si todos sufrieran vergüenza, tramas un poco más que confusas, ya que se extiende por años, personajes que siempre, siempre, siempre tienden monologar hacia dentro lo que sienten. Claro, me olvidé de mencionar que allá casi todo se publica en revistas  semanales y mensuales, y creo que hasta bimensuales, que al mismo tiempo están separadas por los “géneros” propios del manga, con sus propios nombres y definiciones. En este caso en particular vemos al Shōnen, que suele ser el manga de acción orientado hacia una demografía principalmente masculina.

Ahora, hablemos de Shingeki no Kyojin. Fue escrita y dibujada por Hajime Isayama, un mangaka (así es cómo se les dice a los escritores o dibujantes de manga) que por años intentó llevar una idea a estas revistas que hay en todo Japón, pero nunca lo logró, ya que todos le decían que primero mejorara su estilo y refinara la historia y así, capaz, podría ser, pero él dijo “Nah” y siguió buscando.

Entonces, allá por ese lejano 2009, cuando se nos iba el rey del pop y llegaba a las pantallas la película de Hannah Motana, también se publicaba el número #1 de Shingeki no Kyojin en la revista Bessatsu Shōnen Magazine, aunque meses antes ya había publicado una pequeña historia de lo que sería la base para su futura historia.

Titan Colosal
Sacada de MANGA HERE

Así que una mañana, todos los japonecitos se levantaron y vieron en las estanterías esa primera edición, ese número que nos introducía en un mundo donde la civilización fue llevada al borde de la extinción por una raza de titanes enormes que sólo buscan comerse a las personas. Así que las últimas personas se refugiaron detrás de tres inmensos muros de piedra, donde por 100 años reinó la paz, hasta que un fatídico día llegó el “Titán Colosal”, que superaba los 50 metros de altura y que pasaba por encima del muro. Este titán hizo un agujero en el muro y dejó que otros titanes de menor tamaño entraran y devoraran a todas las personas que se encontraron.

Fue en ese terrible día cuando Eren, nuestro protagonista, perdió a su mamá y juró venganza contra esas criaturas. El resto de la historia (que sigue siendo publicada) nos lleva junto a Eren y el resto del Escuadrón 104, mientras buscan una manera de acabar de una vez por todas con esta amenaza para la humanidad.

Shingeki no Kyojin tiene algo particular, algo que separa todas las buenas historias de las mediocres y eso es su universo, un universo tan denso y bien construido que pronto nos estamos imaginando dentro de él. Los personajes y sus motivaciones están tan sujetas a ese mundo que en ningún momento quedan fuera de lugar o débiles. Aunque por momentos la historia parece que no avanza o que no se revela nada, pronto entendemos que estamos descubriendo todo al mismo tiempo que los personajes.

shingeki no kyojin 01
Sacada de Manga Here

Aunque el estilo de dibujo de Hajime Isayama es un poco burdo en los primeros números, mejora gradualmente y ahora que nos encontramos por el #89, ese estilo es algo más de lo que vuelve única a la serie, tanto así que hasta se lo puede perdonar.

Hoy el manga rompe récords en ediciones vendidas, tiene una de las mejores adaptaciones al animé (ultra recomendable), dos películas que… bueno, son mirables y muchas adaptaciones a videojuegos

Intrigas, misterio, acción, más misterio, muertes, muchas muertes y, por sobre todo, un mundo creíble, rico y atrapante en una historia con tantas vueltas de tuerca que no da un segundo de respiro. Esto es lo que vuelve a Shingeki no Kyojin tan asombroso. Así que date un vuelta y descubrí este hermoso manga antes de ser comido. Porque, como decía la canción de Transformers, hay más de lo que oculta el ojo.

P.D. Spoiler Alert: Hay una parte en donde un titan está por agarrar a una nena y vos te encontrás como “Oh, no”, pero entonces una mina salta desde un edificio para matar al titán y vos estas como “¡Rápido, amea!” y “¡Pum!”, y vos tipo “¡SÍ!”, pero después ves que no lo mató, el titán se la come y vos llorás como nena.

Comentarios