Gustavo Guillén

Gustavo Guillén es uno de los galanes de la telenovela argentina. Participó en éxitos como Perla Negra, Muñeca Brava y Primicias, entre muchos otros títulos destacados de la ficción nacional. Versátil, se atrevió al Bailando por un Sueño en el 2007, tiene su propia banda de música y hasta conduce un programa radial todos los sábados.

En esta oportunidad, pudimos hablar con él y conocimos así cuál es su opinión con respecto al pasar actual de las producciones de ficción argentinas, la razón por la cual decidió dar rienda suelta a su sueño musical y, sobre todo, cuáles son algunos de los proyectos que hoy ocupan su tiempo.

Entrevista al actor y músico Gustavo Guillén


Menna: ¿Tenés algún proyecto de ficción en la actualidad o pensás hacer teatro? 

Gustavo Guillén: Proyecto inmediato en televisión, ninguno. Sí, digamos, a veces surgen propuestas que no me seducen demasiado, entonces prefiero no hacerlas, pero siempre está la posibilidad latente. En teatro estoy intentando reflotar una comedia romántica que se llama “La lengua de los amantes”, que fue una comedia que hicimos con Sandra Ballesteros años atrás y ahora tengo ganas de volver a hacerla. En principio, la actriz convocada es Carolina Papaleo.

M: ¿Y entonces qué tipo de propuesta estás esperando para volver a la televisión?

G: Esperar no estoy esperando nada en particular. Sencillamente eso, una propuesta que me convenza. Siempre me interesó priorizar la parte profesional que la económica, entonces no estoy esperando nada, las cosas suceden y cuando suceden y se presentan dentro de un ámbito favorable, de lo profesional, dentro de lo que es el personaje, que tenga una continuidad y que tenga un peso, ni siquiera un protagonismo, o sea que tenga de dónde agarrarme como para poder saciar mi parte artística, si no, no tiene sentido hacer cualquier cosa por hacer.

M: ¿Cuál es tu opinión con respecto a la situación de la ficción nacional hoy? Con las latas turcas o brasileras, por ejemplo. 

G: En ese sentido, te tengo que decir que, tanto las novelas turcas, no todas, pero gran parte de ellas, hablando específicamente de “Las mil y una noches”, teniendo un tiempo ya de su realización, marcó un antes y un después. Las ficciones brasileras también se caracterizan por su calidad bajo todo punto de vista. A veces se hace complicado en cuanto al doblaje, algunos son muy buenos y otros son pésimos y eso desvirtúa un poco la calidad de lo que es escuchar al actor con su propia voz.

En el caso de las producciones nacionales, están flaqueando muchísimo los libros. Me parece que se tendría que recurrir un poco a hacer como una especie de retórica en función de lo que eran las novelas antes, donde se priorizaba la verdadera historia de amor y de ahí se desprendían los personajes que interactuaban con esa pareja central. Por eso fue el éxito de “Las mil y una noches”, en donde la protagonista era la historia, cuando el autor se dedica a eso y no se pone en la cabeza el hecho de convocar a nombres, ahí me parece que es donde se comete el error.

Me parece que la historia siempre debe ser la protagonista e incluso puede trabajar gente que no sea conocida, pero si la historia es buena… De hecho, a la gente que trabajaba en “Las mil y una noches” no la conocía nadie y se hicieron conocidos acá gracias a esa novela. Entonces, si los actores cobran notoriedad y la gente se identifica con una historia, ahí está el principal secreto del éxito de una tira. Intentaron hacer lo mismo con “Los ricos no piden permiso”, ahí está el resultado.

No terminan de entender por dónde, es tan simple el camino y hay tanta historia en la realidad que supera ampliamente la ficción que, bueno, yo siempre digo que las historias las inician desde un lugar muy poco certero, ¿no? Por ejemplo, yo hasta ahora no vi ninguna historia que arranque con los protagonistas casándose y en la misma iglesia, ese mismo día, tenés todas las variantes que puede haber en función de esa pareja. Está la que lo engaña al marido y viceversa, la tía que también le gusta el novio, qué se yo, se pueden desprender siete millones de conflictos. Cuando los conflictos están bien desarrollados, la historia es buena; cuando no, cae en algo muy común.

Gabriel Di Battista: Sabemos que estás haciendo “Todo un Clásico” cada sábado en Classique 106.5 ¿Ya habías hecho radio anteriormente?

La radio es algo que siempre tuve ganas de hacer y no encontraba el espacio, el tiempo, el lugar, la emisora. Arranqué co-conduciendo en Radio Rivadavia, en un programa que iba de 1 a 5 AM, después pasé por una radio de La Plata, Radio City, en donde conducía yo solo. Tuve un programa que iba de 22 a 00 horas, más bien intimista, después lo hicimos de 20 a 22, de formato magazine e interés general. Después de varias falencias de la radio, yo decidí tomar otro camino.Todo un Clásico Gustavo Guillén

Hoy estoy en Classique 106.5, todos los sábados de 10 a 13. Es un programa que está completamente instalado, con un formato muy copado. Es totalmente atípico a cualquier otro programa, porque si bien es el formato de magazine de interés general, tiene varios bloques y segmentos: Cuestiones de la semana, temas personales míos que cuento al aire, entrevistas telefónicas, tenemos una astróloga que se ocupa de desarrollar distintos temas.

Es un programa muy gracioso, en donde junto con Charly Frosart, que me acompaña en la co-conducción, nos divertimos muchísimo. Para mí es completamente placentero y me colma involucrarme con ese espacio, es algo que me hace muy bien y me enaltece mucho. La gente también lo agradece mucho. Además, desempeño el humor casi constantemente para que la gente se enganche y cerramos con un viejo segmento que hacía Guinzburg hace muchos años, en un programa que se llamaba “La noticia rebelde”, en donde con la revista en vivo le damos a diestra y siniestra a las notas que aparecen sobre las celebrities del mundo del espectáculo. Y haciendo honor al nombre de la radio, que es “Todo un clásico”, siempre desarrollamos un clásico diferente sobre una banda, desarrollo la biografía. Realmente es un programa muy completo.

GD: ¿Cómo se formó Fuera de Peligro? ¿Quiénes conforman la banda? 

Fuera de Peligro es una banda que tiene ya 9 años. Se formó en el 2008, es de covers. Yo tuve una banda antes de empezar actuación, a los 16 años, y se cortó rápidamente. Eso me frustró bastante. Con el tiempo, me escuchaba decir que era un músico frustrado, hasta que me cansé de escuchármelo.

En esta banda pasaron muchísimos músicos y finalmente hace ya 2 años, casi 3, que la banda tiene una formación estable y la mejor, sin lugar a dudas. A mí me gratifica muchísimo tocar, no lo cambio absolutamente por nada. Tocamos prácticamente todos los fines de semana y la banda cuenta con algo más de 700 shows en el historial. Hemos tocado muchísimo. Siempre nos estamos actualizando, los covers son de los años 70, 80, 90, 2000 y algunos actuales. Es un show híper temático, realmente muy copado. La gente la pasa muy bien y hacemos temas dentro del plano del rock, del pop y algo de latino también.

Los integrantes son Elian David en voz, líder y guitarra electroacústica; Sebastián Franco, más conocido como “El rubio”, en bajo; Ale Álvarez, en la viola líder; Maxy Giménez, en teclados, voz y coros; y yo, Gustavo Guillén, en batería, coros y la conducción general. La verdad es que los músicos son todos de alto calibre y hacemos esto con muchísimo amor. La banda va a seguir sonando. Incluso tenemos un disco que sacamos hace más de un año con temas inéditos y propios.

GD: Se dice que siempre el más ganador con las mujeres en una banda es, precisamente, el baterista. Sabemos que sos un hombre casado, pero de todas maneras ¿Confirmás o refutás esta teoría en lo que es tu experiencia? 

(RISAS) Sí, eso dicen… Debe ser dentro de las bandas que tienen sus respectivos plomos, asistentes y demás para que el batero haga de las suyas en el momento que es convocado. En mi caso, independientemente de mi situación sentimental, te puedo asegurar que no.

Fuera de Peligro en La PerlaHonestamente, cuando se termina de tocar, lo primero que se hace es desarmar absolutamente todo cuando la gente ya comienza a divertirse, dentro de lo que es esa hermosa música del reggaetón y la cumbia, e inmediatamente después de eso, me voy para mi casa, pero no por una cuestión personal, realmente terminamos muy tarde. Acompaño a los chicos si quieren quedarse a tomar algo en el lugar.

En el caso mío está íntimamente ligado a soy quien soy, no soy un batero más, soy Gustavo Guillén tocando la batería, entonces eso por ahí seduce mucho más a la platea femenina y hace que se quieran acercar a sacarse una foto y demás, pero sí, las malas lenguas dicen eso, después lo que sucede en realidad, la verdad, lo desconozco.

M: ¿En dónde podemos ir a escucharlos próximamente?

El sábado 24 vamos a estar en el bar “La Perla”, en Rivadavia y Jujuy (Capital Federal), un bar legendario y bien rockero, en donde Litto Nebbia tocó “La balsa” por primera vez. Vamos a hacer un tributo al rock nacional. Así que los esperamos para pasar un buen rato.

Esta nota fue realizada por quien les escribe y Gabriel Di Battista.
Comentarios