Siembra el cielo entre nosotras

El sábado fuimos al teatro Vera Vera con una amiga a ver “Siembra el cielo entre nosotras”, una tragedia postapocalíptica pampeana, escrita y dirigida por Jimena Repetto, guionista, dramaturga y poeta, cuyo talento y sensibilidad brota por todos los poros de la obra.siembra3

Al llegar, dejamos la ciudad afuera y entramos al campo: Nos recibieron los bloques de alfalfa, el caballo, la mecedora, la pava con su carpetita para no quemar la mesa y una luna teñida de colores y formas.

Es en este escenario donde transcurre la historia de las hermanas Elvira y Janu, separadas y cruzadas por un amor que las quería a ambas por ser tan distintas.

En pleno año 2516, la tierra estéril espera la inundación que va a otorgarle el Estado, mientras evacúa a los pobladores de nuestra pampa en trenes. Una de las hermanas viene a buscar a la otra, pero ¿qué les espera a cada una de ellas cuando se suban al vagón que las va a alejar del primer hogar?

siembra2Soportar las inclemencias, ese es el leitmotiv de la obra. No sólo se trata de soportar el clima, los animales o la tierra muerta que no da fruto, sino también las vueltas del destino que les ha arrebatado todo a Elvira y Janu, y las ha puesto en jaque una sobre otra. Lo único que puede sembrarse es el espacio entre ellas, buscando, tal vez, algún tipo de redención que las lleve a la ley primera: La unión.

Un futuro incierto cierne sobre sus cabezas, los sonidos lo plagan todo, un fantasma las rememora, la noche cae y el agua avanza.

Ficha técnica de “Siembra el cielo entre nosotras”


Dramaturgia y dirección: Jimena Repetto

Asistente de dirección: Mariana Panelo

Elenco: Juan Manuel Barrera Hernández, Julieta Sánchez y Lydia Stevens

Diseño sonoro/Música en vivo: Manuel Reyes

Vestuario: Sol Luparia

Iluminación: Alejandro Szklar

Fanpage: Click Aquí

Reservas: Alternativa Teatral o por Whatsapp al (011) 15-6757-0654 (Funciones los sábados de septiembre a las 20 hs., en Vera 108).

Jimena Repetto, dramaturga y directora


Jimena Repetto
Jimena Repetto

¿Cuál fue la “idea semilla” que dio lugar a la obra?

Empezó con la imagen de dos hermanas que se reencontraban después de muchos años. Una era campesina, la otra había dejado el campo para ser azafata. Se juntaban para decidir qué hacer con las cenizas de sus padres. Ése fue el inicio de la obra.

¿Qué es lo que más te gustó de la escritura teatral? ¿Te fue más difícil de abarcar que otro tipo de escritos (guiones, cuentos, poesías, etc.)?

La escritura teatral es muy libre en muchos sentidos, pero tiene que ser pensada para una escena. Lo interesante es que incorpora elementos que son propios de la narratología, que busca una poética propia, pero que todo eso debe confluir en un escenario. Ahí se completa. En ese sentido, no es autónoma, sino que tiene que estar al servicio del cuerpo de los actores. Entonces, lo maravilloso es que el texto se funda para cobrar vida. Y para cobrar vida frente al público. Por lo tanto, cada palabra se piensa para ser pronunciada frente a otro, para sacudir de algún modo a otro, al mismo tiempo que la escena sucede.

¿Por qué elegiste escribir “Siembra…” en un tiempo futuro y desde una poética gauchesca, tan alejada de los escritos futuristas convencionales?

Porque creo que nos debemos pensar el futuro desde nuestro presente, desde nuestra coyuntura. Y el tema de la tierra siempre es polémico y controversial, el campo es el espacio de conflicto más propio de nuestra literatura.

¿Por qué elegiste contar en tu obra la relación entre dos hermanas?

Eso se dio. Fue lo primero. La obra se construyó sobre la relación entre dos hermanas. Supongo que algo del Martín Fierro quedó en mí a la hora de pensar el campo como espacio que atraviesa esa relación, pero lo cierto es que ante todo era un problema fraternal. Y, también, entendiendo lo fraternal como uno de los lazos más amorosos y conflictivos que existen.

De los tres personajes, ¿cuál es tu favorito y por qué? ¿A cuál te costó crear más?

No, no tengo favoritos. Seré cursi, pero los quiero a todos.

¿Estás pensando en realizar a futuro una nueva obra? ¿Qué tenés ganas de explorar como artista?

¡Qué pregunta! Yo estoy en la búsqueda. Veremos qué sale de la tierra que estoy labrando. Por lo pronto, creo que trabajar en la escritura es lo primero. A la larga, uno se da cuenta de qué flores brotan de las semillas que se plantan.

Comentarios