gilda-la-pelicula

“Los seres humanos tienen una misión en esta vida. Traté de hacer lo mejor que pude, con mis errores y mis equivocaciones. No me quiero morir con las manos vacías, sino con las manos llenas de cosas que quizás no tienen valores materiales, pero están guardadas en mi corazón”, expresaba Míriam Alejandra Bianchi, más conocida como “Gilda”, en un reportaje televisivo.

Su música llegó al alma del pueblo, es parte de nuestra cultura y así será para siempre. Un amor verdadero, un corazón valiente que nunca dejará de latir. A dos décadas de su fallecimiento, la líder de la movida tropical está más presente que nunca y sus fieles seguidores la recuerdan y la homenajean en cada punto del país.

Un ser especial, humilde y de inmenso talento que con esfuerzo y dedicación sorteó muchísimas barreras y se hizo un lugar en un ambiente dominado por los hombres, que por aquellos años no miraban con buenos ojos el triunfo de una mujer que tenía sus propias canciones y que movía cientos de seguidores.

gilda

Nació en Villa Devoto el 11 de octubre de 1961, fue maestra jardinera y profesora de educación física; de ser la encargada de muchos de los actos escolares, pasó de los escenarios del colegio a convertirse en una estrella a la que las clases populares admiraban y seguían.

Éxitos como “No me arrepiento de este amor”, “No es mi despedida”, “Noches vacías” y “Pasito a pasito”, son temas que aún se siguen bailando en todos los boliches de la Argentina. Además, la mayoría de las hinchadas del fútbol argentino interpretan y corean muchos de sus hits.

El álbum “Corazón valiente”, de 1995, fue disco de oro y doble platino en Argentina. Gilda comenzó a ser reconocida en otros países, realizó giras en Bolivia y Perú, y sus trabajos se editaban en casi toda América Latina.

Gilda, una santa milagrosa


Miles y miles de seguidores le atribuyen milagros, tanto en vida como luego de su fallecimiento. Durante sus shows, hombres y mujeres le pedían trabajo y madres llevaban a sus hijos en brazos para que ella los besara y los bendijera.

Sus fans se acercan con ofrendas al santuario construido a la vera del kilómetro 129 de la ruta 12, en Entre Ríos, donde la cantante a sus 35 años, sufrió el fatal accidente. Allí se construyó un altar donde sus seguidores llegan desde varios puntos del país para pedirle, rezarle y dejarle obsequios como pósters, rosarios, estampitas y flores.

santuario de gilda

Desde niña soñó con cantar sin saber que se convertiría en una destacada artista de la movida tropical y que lograría meterse en el corazón de los argentinos. Una luchadora que nos muestra que los sueños se pueden cumplir, una dulce voz que nos acaricia y que continúa más presente que nunca.

Gilda, la película


La película sobre la historia de vida de la artista por fin tiene fecha de estreno: El próximo 15 de septiembre “Gilda, no me arrepiento de este amor” llega a la pantalla grande. Y quién mejor para esta labor de introducirse en la piel de la cantante tropical que la actriz Natalia Oreiro, quien es una reconocida admiradora desde hace muchos años. “Siempre soñé con personificarla”, afirmó la protagonista de “Muñeca brava”.

La película, dirigida por Lorena Muñoz, narra la historia de Míriam Alejandra Bianchi, “Gilda”, sus comienzos, desafíos y la convivencia con el éxito una vez alcanzada la fama. El film cuenta con la participación de Ángela Torres, Javier Drolas, Lautaro Delgado, Rolly Serrano, Susana Pampín, Daniel Melingo y Daniel Valenzuela.

Comentarios