Esteban Echeverría - CervantesVirtual
Esteban Echeverría - Imagen: CervantesVirtual

Nobles y grandes pasiones,
pensamientos y visiones
sublimes, gran porvenir;
estudio, vigilias largas,
siempre fastidiosas cargas
para débil cuerpo, amargas
horas de oscuro vivir…

Apología del Matambre, 1837 – Esteban Echeverría

El pasado 2 de septiembre se cumplió un nuevo aniversario del nacimiento de uno de los más reconocidos escritores y poetas del país: Esteban Echeverría. Autor, entre otros textos, de “El Matadero” y “La Cautiva”, y uno de los fundadores del grupo de intelectuales  de la “Generación del 37”.

Una pieza fundamental en el camino de la literatura nacional, nace en Buenos Aires en 1805 y realiza sus estudios primarios en San Telmo. A los 20 años viaja por Europa y es en París donde estudia Economía y Política. Allí conoce el Romanticismo, movimiento cultural, filosófico y literario que explora los aspectos que considera irracionales, como la imaginación y las emociones, y contrasta con el racionalismo iluminista.

El investigador Oscar Terán, en el libro “Historia de las ideas en Argentina”, sostiene que el romanticismo “valora lo auténtico, lo propio, lo idiosincrático, es decir, lo original y distintivo de cada cultura y cada nación”.

Cuando en 1930 regresa a Buenos Aires, Echeverría está nutrido de conocimiento filosófico y entusiasmado con los ideales de este movimiento que ya en Europa llevaba 50 años. Comienza a publicar poemas en el diario “De la tarde” y en “La gaceta Mercantil” y en 1832 sale a la luz lo que se conoce como la primera obra romántica en la literatura nacional: “Elvira o la novia del Plata”.

“La generación del 37”, primer movimiento intelectual


En el Salón Literario de la Librería de Marcos Sastre surge lo que se conoce en la historia como “La generación del 37”, primer grupo de jóvenes intelectuales que se junta para pensar y analizar la coyuntura social, política y cultural de la futura Argentina, con el objetivo de llevar adelante la construcción de una identidad nacional.

Esteban Echeverría
Esteban Echeverría

Echeverría es uno de los creadores de este movimiento. Juan Bautista Alberdi, José María Gutiérrez y Marcos Sastre son algunas de las  figuras que forman parte de este colectivo que va a oponerse a Juan Manuel de Rosas y a los federales.

“Nosotros decimos desde el año 37: Mayo, Progreso, Democracia y explicamos esa fórmula. Si hay bandera más alta y legítima que la nuestra, que se levante y flamee ufana: la saludaremos y aclamaremos como la bandera regeneradora de la Patria”. (Dogma socialista de la Revolución de Mayo, Esteban Echeverría, 1846).

Este hombre fuerte de las ideas argentinas que luchó por la edificación de una cultura nacional se exilia en 1840, en Uruguay, donde muere en 1851 con tan sólo 45 años. Fallece en la pobreza, enfermo, un año antes de que Juan Manuel de Rosas fuera finalmente destituido por  el general Justo José de Urquiza.

El matadero


Fue un texto secreto entre los exiliados y es Juan María Gutiérrez quien lo da a conocer en la “Revista del Río de la Plata”. Lo escribe en 1940 contra lo que él sentía era la “tiranía” de Rosas, pero es recién publicado en 1872.

De obligación en casi todos los colegios secundarios, es en este libro donde se comienza a trabajar la controversia “civilización y barbarie” (muchas veces la civilización es la barbarie), que luego seguirá con el “Facundo” de Sarmiento y que provocará tantos debates y discusiones (aún en el día de hoy).

Lo que no puede negarse es que esta obra de Echeverría queda en la historia de la literatura nacional, así como todas sus publicaciones y su lucha por un país mejor.

Comentarios