Lovesick

Lovesick se trata de una serie de comedia romántica inglesa estrenada en 2014 con el título “Scrotal Recall”. Nunca se hizo una secuela y parecía que el proyecto quedaría en la nada, pero en 2015 Netflix compró los derechos de la serie, que se estrenó el mes pasado ¡Y qué bien que hicieron!

Lovesick cuenta la vida amorosa de Dylan (Johnny Flynn) de una particular manera: Al descubrir que tiene clamidia, una enfermedad venérea, Dylan decide llamar a todas las mujeres con las que tuvo relaciones sexuales para mantenerlas al tanto.

Ojo, no se trata de una serie larguísima en la que se muestra en todos los capítulos cómo llama a cada una de las mujeres con las que estuvo. No, muy por el contrario, la serie tiene apenas 6 capítulos de unos 24 minutos de duración cada uno. Esto hace que no se vuelva densa ni aburrida. En cada capítulo vemos, primero, el presente, la situación en la que se encuentra Dylan y después, el pasado, cuando conoció a alguna mujer o sucedió algo importante que nos hace entender más sobre su vida amorosa.

Así es cómo sabemos desde el primer capítulo que unos años atrás su mejor amiga, Evie (Antonia Thomas), estaba enamorada de él. Pero en el presente es Dylan quien está enamorado de Evie, mientras ella se va a casar con otro hombre, lo que nos hace preguntar qué es lo que pasó para que cambiaran tanto las cosas y a lo largo de los capítulos vamos teniendo esas respuestas.

No podía faltar el mejor amigo y consejero de Dylan, Luke (Daniel Ings), un hombre adicto al sexo con el cual, una vez que lo conocés y entendés qué hizo que fuera así, te terminás encariñando.

Lovesick: Dylan y Evie
Lovesick: Dylan y Evie

En cuanto a la banda sonora, tiene canciones muy lindas y apropiadas para cada escena triste o emotiva, que hacen que te metas aún más en la historia.


SPOILER ALERT

Mi única queja es el final, ya que es muy abierto y te deja con demasiadas ganas de ver qué va a pasar después. Menos mal que Netflix decidió hacer la segunda temporada, que saldrá este 17 de noviembre, por lo que dentro de poco vamos a poder saber cómo sigue (y, ¿termina?) esta historia.


En conclusión, Lovesick es una serie muy divertida, agradable, con muy buenos actores y que se te va a pasar muy rápido (tan rápido que, para cuando te des cuenta, vas a querer romper todo por esa espera que se te va a hacer eterna hasta la segunda temporada).

Si te gustan las historias románticas de comedia y buscás algo corto que puedas ver en una noche, lo que estás buscando es Lovesick.

 

Comentarios