¿Alguna vez estuviste mucho tiempo en una parado/a de bondi? Perdón. Tal vez no me expresé bien:

¿Alguna vez estuviste tanto tiempo, que sentiste pasar el correr de las horas? ¿Que hiciste una revisión completa de todo lo que habías hecho ese día? ¿Que repasaste tu vida completa, todas las decisiones que te llevaron hasta ahí, todas las personas que te enseñaron algo, todas las veces que pasaste vergüenza, todas las veces que huiste de tus problemas como un cobarde? ¿Y que te deprimiste después de todo ese rememorar? ¿Pensaste en irte a buscar otra línea, pero te daba miedo la frustración que te daría si en ese irte, apareciera el muy hijjjj…?

Yo sí.

La semana pasada.

Esperando un 39.

Con hambre.

Y con frío.

Con ganas de sentarme y almorzar.

Esperar puede ser muy entretenido


Abrí Google Maps.

Pensé combinaciones de otros colectivos que pudieran hacerme llegar a destino.

Incluso pensé en tomarme un taxi (y dejame decirte desde ahora que, para que YO me tome un taxi, algo MUY malo tiene que haber pasado).

Analicé a las personas de la fila, estudié cada cuánto pasaban las demás líneas, memoricé el paisaje…

Abrí nuevamente el Google Maps para volver a contar, por quichigésima vez, a cuántas cuadras estaba y redescubrir que no era factible llegar caminando.

¿Da decirle a un grupo de extraños “Che ¿Compartimos taxi? ¿Quién va para…?”?

No, no da.

Y, entonces, al reabrir la aplicación, se me ocurrió una fantástica idea.

La maravillosa idea, cien por ciento original

¿Se acuerdan de cuando Ashton Kutcher (Ashton ❤) estaba de visita en Buenos Aires? ¿Se acuerdan del horror de seres humanos que fuimos?

Señor, señora, para usted, que no sabe:

Google Maps largó una aplicación (o como las llaman los jóvenes de hoy en día, “una app”) que indicaba los puntos de la ciudad que el hermoso actor había estado recorriendo.

Literalmente, la cara de Kutcher aparecía en el mapa.

PeterFunding

¿No sería mucho más útil y mucho menos espeluznante que, en lugar de la perfecta faz (¡Déjenme en paz!) del yankee, el colectivo que estamos esperando apareciera en el punto de la ciudad dónde se encuentra?

¿¿Por qué no estamos financiando esto??

¿¿Por qué a nadie se le ocurrió??

Cuandollega.net


Resulta que estuve haciendo mis averiguaciones, no como ustedes, y encontré que sí, que a alguien más se le había ocurrido.

CuandoLlega es una aplicación a la cual se puede entrar desde un smartphone o desde cualquier dispositivo que tenga acceso a Internet.

Funciona gracias al GPS que cada sistema de minicomputadora tiene instalado. Con los datos de ubicación del bondi que nos interesa y cómo circula en función del horario, se calcula el momento en que llegará a una determinada parada. Las empresas de transporte pueden publicar la información y todos pueden verla.

Toma mi dinero

Todo esto recién está comenzando pero, actualmente, según mis fuentes, se puede acceder a la información de unas 30 líneas que circulan en varios lugares, como Córdoba, Mendoza, San Juan, Santa Fe, Capital Federal y Provincia.

Según Bermúdez, se estima que en dos años (aproximadamente), la mayoría de los transportes públicos estarán visibles de forma online.

Por qué necesitamos que CuandoLlega esté disponible ya


Ya hemos visto casos (como Newton y su manzana o como Dolo y el 39) en los que esperar nos trae el Eureka.

Pero hay horarios inconvenientes para esperar (como las tres de la tarde), donde lo peor que puede pasar es que tu estómago rompa en sinfonía por el hambre; y hay horarios en los que solamente con suerte la contás.

Ya sea por un tema de comodidad o de seguridad, siempre va a ser mejor esperar protegidos, leyendo Puntadas con Hilo sentaditos en casa y no en la calle.

Esperar

Señor Bermúdez, queremos la app SHA.

Comentarios