Sueños

Siempre me fascinaron los sueños. Cuando duermo, de inmediato me transporto a un mundo en el que, por unos instantes, todo es posible. Aunque nada de eso sea real, me sigue asombrando lo locos que pueden ser los sueños.

En algunos van a aparecen monstruos que te quieren matar. En otros, te convertís en un personaje de alguna película o libro que te gusta. Quizás te animes a hablar con alguien o, por el contrario, a dejar de hablarle. Hasta pueden revivir muertos o volver a aparecer alguien que hace mucho no ves. A veces pasan cosas que siempre hubieras querido que te pasen; otras, por el contrario, te pasa algo que desearías tener que vivir jamás. Y otras veces, simplemente ocurren cosas extrañas que no tienen ni pies ni cabeza (como que estés saltando edificios mientras buscás a la profesora de biología para decirle que te olvidaste de comprar café, aunque ni siquiera te guste).

Además, algunos sueños se sienten muy reales, incluso puede pasar que creas que te despertaste, pero en realidad seguís dormido.

Me encanta que todo, absolutamente todo, pueda pasar en un sueño, y que no podamos controlarlo.

Hace un par de días soñé que había encontrado mis lentes (que perdí hace unos días). Me desperté muy feliz, sólo para darme cuenta de que no había pasado en serio.

Soñar que te despertás

Sueños raros o curiosos en primera persona


  • Un sueño que tenía con frecuencia a los seis años era que un grupo de brujas me perseguía. Por más que corriera por todas partes, tarde o temprano me terminaban rodeando, y cuando estaban por atacarme, me despertaba. Con el tiempo dejé de soñar con brujas, pero seguí teniendo sueños de ese estilo.El que más recuerdo es uno en el que corría de noche para escapar de un grupo de mafiosos. Sabía que si me detenía para entrar a mi casa, me iban a agarrar, así que seguí de largo. Corrí unas cuadras, me metí en el típico callejón que sólo vi en la tele. Cuando, ya muy agitado, supe que no podría correr mucho más, toqué el timbre de una casa y me detuve. Lo que hice, básicamente, fue arriesgarme y confiar en que alguien saldría de aquella casa, mi salvador.

    Los mafiosos me alcanzaron y me rodearon; justo entonces se abrió la puerta. Salió un hombre vestido de traje y cuando miró a los mafiosos, asintió con la cabeza. Aunque no dijeron una sola palabra, supe de inmediato que ese hombre era su jefe. En vez de encontrar un salvador, había encontrado mi sentencia de muerte.

    Cuando estaban por matarme, me desperté agitado. Cuando pensé en ese sueño, saqué la conclusión de que los mafiosos representaban algunos problemas de mi vida cotidiana. En vez de tratar de meterme en mi casa, mi “lugar seguro”, lo dejé pasar. Desaproveché la oportunidad de salvarme y cuando quise encontrar otra, ya era tarde. Claro que hay otros significados que podría tener, así como podría no tener ninguno. Sea como sea, parece que hasta en los sueños tengo muy mala suerte.

Soñar que te persiguen
Imagen: Madre mía del amor hermoso
  • Otro sueño frecuente que tuve fue el de encontrar un libro que buscaba desde hacía mucho tiempo. Hubo uno que lo sentí especialmente real. Pasaba por una feria donde había sólo un puesto en el que se vendían libros. No vendía muchos, pero justo tenía uno que hacía tiempo andaba buscando.Estaba un poco caro y preferí comprarme otros dos, porque estaban en oferta. Cuando ya los había comprado, me arrepentí y volví, pero me dijeron que no hacían cambios. No hay mucho que explicar, más de una vez me pasó de comprar algo (lo que sea: un libro, un juego o hasta un chocolate) y al instante arrepentirme y pensar que habría sido mejor comprar otro.
  • Estaba en una fábrica, tenía unos ocho años y ahí sufría muchas torturas de todo tipo. La fábrica estaba llena de chicos y chicas que también eran torturados. A lo largo del sueño, me perseguía la jefa del lugar, una mujer mayor. Era rubia y vestía un traje militar. Yo, con suerte, podía escapar y salía de la fábrica, pero a mi alrededor había un extenso terreno y, más adelante, una calle desierta.Estaba muy herido y tenía las piernas cortadas, por lo que después de correr unos metros, me caí al suelo y empecé a arrastrarme, desesperado. La mujer estaba unos metros atrás de mí, caminaba sin apuro, con calma. Entonces, vi que se acercaba un coche.

    Consciente de que era mi oportunidad de salvarme, me arrastré un poco más, hasta estar al lado de la calle y cuando pasó el auto, salté arriba con todas mis fuerzas. El coche, que iba despacio, frenó. Yo quedé tirado en el medio de la calle y observé cómo salía una mujer con dos chicos de no más de cinco años. La madre de ellos me ignoró por completo y se acercó a la jefa de la fábrica, quien le dijo algo como “¿Quiere que sus hijos sufran lentamente y pasen por las peores torturas que se puedan imaginar?”. La mujer, fríamente, contestó “Sí”. Dejó a los chicos con la jefa, que volvió a entrar a la fábrica, mientras yo me quedaba inmóvil, sin poder creerlo. Entonces, ya estaba viendo el sueño en tercera persona, como en una película, y la cámara se iba alejando cada vez más.

    Este sueño lo recuerdo bien, ya que me impactó mucho. Pensando en un posible significado, saqué la misma conclusión que con el sueño de los mafiosos, sólo que en este caso no tenía manera de ir a mi casa; tenía que hacer lo que podía para escapar de ese infierno (los problemas), pero por más que lo intentara, al final no lo conseguía (lo que también podría reflejar mi pesimismo de aquellos días). Claro que no todo tiene un significado de la vida personal. Lo más probable es que haya influido mucho alguna de las películas de terror que veía en esa época, como “La masacre de Texas”.

  • Uno de los sueños más lindos que tuve es también uno de los que menos recuerdo. Sé que estaba en una fiesta, en la casa de algún amigo, acostado en un sillón. Entonces, se me acercó una chica. Me hablaba y me sonreía. Eso es lo único que recuerdo.La paz y alegría que sentí en ese momento fueron tan grandes, que me desperté con una sonrisa. No fue como los sueños anteriores, en los que despertaba con miedo, frustración o remordimientos. Esta vez lo que sentía era que todo estaba bien.
Sueños raros
Imagen: TradeMarksandBrandsOnline

Así podría mencionar muchos sueños más: macabros, divertidos, extraños, fantásticos, curiosos. Los que mencioné son algunos de los que más me llamaron la atención y que hacen que me guste tanto el mundo de los sueños, porque no para de asombrarme. Y a vos, ¿cuáles fueron los sueños que más te impactaron?

Comentarios