Litto Nebbia

El músico y compositor rosarino Litto Nebbia nació el 21 de julio de 1948 y lleva más de 50 años escribiendo canciones. Entre discos propios y de los cuales participó, más de 500 llevan su nombre. Empezó a crear sus propias canciones pasados los diez años en el piano y grabó el primer álbum a los 16 con Los Gatos Salvajes.

Sus primeros pasos fueron en los clubes de la provincia de Santa Fe, los cuales recorría junto a sus padres, que también se dedicaban a la música. Su madre, concertista de piano, y su padre, cantante de boleros, subían al escenario para luego dejar al pequeño Litto que, siendo un niño, se paraba delante del público y cantaba una o dos canciones. “Por una cuestión de la educación que recibí, siempre he vivido el arte como algo natural y de destino”, afirma.

Litto Nebbia, profeta del rock argentino


Con Los Gatos Salvajes, su primera banda, realizó lo que es considerado el primer disco hispanohablante del rock. A diferencia de los otros grupos, ellos realizaban temas en castellano, lo que provocaba un cierto rechazo, tanto de los otros músicos como del público, acostumbrado a que el rock sólo tenía que ser interpretado en inglés.

Litto Nebia.jpg

Junto a “Tanguito”, compuso la que se conoce como la primera canción del rock nacional: “La balsa”, que surgió en el baño de “La perla del Once” (Rivadavia y Jujuy), un lugar, en los 60, de encuentro para jóvenes estudiantes y seguidores del género. Llegó a vender 250 mil copias y fue un éxito en toda América Latina.

Melopea (1974) es el disco que llevará años más tarde el nombre de su sello discográfico, con el cual se encargará de dar a conocer las obras de muchos artistas argentinos de jazz, folclore y tango.

¿Qué recordás de ese primer álbum?

La primera vez que grabé profesionalmente tenía 16 años. Fue en aquel mítico álbum de Los Gatos Salvajes, antes del posterior gran éxito de Los Gatos. Lógicamente, no tenía experiencia y todo funcionaba a full con la intuición y el buen gusto. La sensación desde el inicio fue siempre muy buena, una instancia de libertad, de concretar algo de lo que te suena en la cabeza.

Tenés en tu casa más de 25 mil discos de música ¿Cuál es tu preferido o cuál es el que te relaja y te pone bien escuchar de vez en cuando?

Tengo varios que los pongo siempre… “New York Tendaberry”, de Laura Nyro; “Gongs East”, de Chico Hamilton Quintet; “A differente Journey”,  de Chico Hamilton con Charles Lloyd; Jobim & Sinatra; “Absolutely Free”, de Frank Zappa; “Mr. Fantasy”, de Traffic; “Quinteto Concierto en el Carnegie Hall”, de Astor Piazzolla; “Pet Sounds”, de The Beach Boys, por citar algunos…. Pero, además, todo el tiempo estoy escuchando música; en el auto, viajando, donde sea, y de las variedades que se te ocurran…

¿Qué recuerdos tenés de México?

Muy buenos recuerdos y amigos. El mexicano es súper solidario. En el momento que caí por ahí, necesitaba realmente ayuda, contención y afecto. Estuve viviendo casi cuatro años y es para escribir un libro detallado completo. Pero lo más importante, tal vez, es que la situación me afianzó a darme cuenta que si uno realiza algo original con su profesión, puede caer en el país más disímil que quieras y siempre lograr ser aceptado.

litoch

Charly García dijo una vez que uno compone todas las canciones en la adolescencia, que luego uno las va recordando ¿Pensás así? ¿De dónde creés que salen todas esas fuerzas que hacen que hoy en día puedas seguir componiendo?

Seguramente que uno ya tiene toda la data en su espíritu, en su cabeza, en su corazón. Al menos, uno tiene las “herramientas” para escribir y luego la escritura en sí misma se va definiendo según las situaciones que uno vive. Lo que me hace escribir tanto hoy por hoy son las mismas cuestiones de la vida que me motivan.

Las relaciones humanas en general, lo que amo de este mundo y también las cosas que me parecen injustas. La evocación, el espiritualismo, la lealtad, son cosas que me apasionan y es posible escribir miles de canciones sobre estos temas, porque son las cosas que toda la humanidad de alguna manera tendrá que atravesar.

¿Qué pensás del rock nacional de hoy? ¿Era lo que imaginabas?

Me gusta llamarlo rock argentino. No sólo en el género rock, en general veo la música popular muy chata. Casi todo está dirigido brutalmente a tener éxito y ganar dinero fácil.

Sin embargo, creo que cada vez más hay mejor música en el planeta. Lo que pasa es que los grandes medios no apoyan estas expresiones, porque no lo consideran un negocio manejable.

¿Cómo te ves en el futuro?

Siempre me veo tratando de avanzar, de crear, de adquirir conocimiento en todo terreno. De eso se trata la vida para mí: de evolucionar, querer ser mejor persona y mejorar la calidad de lo que hagas. Cumplo 68 años en esta tierra. Me siento muy bien espiritualmente y físicamente. Gracias a Dios.

Comentarios