Personajes de Meryl Streep

El talento de Meryl Streep es innegable, pero ¿por qué fue capaz de atravesar generaciones?

Como autora, me gusta pensar que detrás del éxito de un actor, además de su estudio y talento innato, hay un buen guión, un buen director y una buena producción. Pero también hay algo más: un compromiso, una ductilidad, una magia. Como la que tiene Meryl Streep, que atraviesa las generaciones con una capacidad pocas veces vista.

La avalan diecinueve nominaciones a los Premios Oscar, cinco décadas de películas y varios personajes que guardamos en nuestra memoria sin recordar los títulos de las películas. La avalan el perfil bajo, la solidaridad y la sabiduría de los años. La avala ser llamada por su nombre sin la necesidad del apellido. La avala el ser Meryl Streep.

Meryl Streep: la versatilidad que atraviesa décadas


Inicio esta búsqueda con Johanna, el personaje que le valió su primer Oscar, en “Kramer versus Kramer”. Quizás, el personaje más viejo que recuerdo cuando hablamos de Meryl y quizás el que le dio la posibilidad de ser todo lo obsesiva que quería ser. Es que cuando la llamaron para este personaje de una separada que abandona a su hijo, Meryl se empapó tanto de ella, que hasta quiso escribir sus propios diálogos. Sus mismos compañeros de trabajo destacaron que la actriz había paseado por el barrio donde se filmaría la película, demostrando a una Meryl Streep apasionada por su trabajo. Y bastante obsesiva, sí.

Imagen: Hot Flick

Meryl Streep África Mía
Meryl Streep como Karen Blixen, la escritora de “África Mía”. 

La crítica empezó a considerarla y con su escritora en “Out of Africa” (África mía), consiguió no sólo popularidad, sino respeto en su carrera. Además, compartió escena con Robert Redford, que no es un tema menor. Allí se empezó a ver una Meryl que contaba con las herramientas para cualquier personaje que se le pusiera enfrente. Más allá de las historias, más allá de las producciones, si Meryl Streep encabezaba el elenco, la película se postulaba como un éxito.

Cuando vimos que Meryl Streep podía hacer comedia


Ya por los años noventa, Meryl incursionó en la comedia casi por accidente. Una anécdota casi desconocida es que, junto a su entrañable amiga Goldie Hawn, iba a protagonizar “Thelma & Louise”, pero al quedar embarazada, fueron ambas reemplazadas por Geena Davis y Susan Sarandon. Por supuesto que no nos quejamos con el cambio, porque eso también dio lugar a que Meryl hiciera luego “Death Becomes Her” (La muerte le sienta bien).

Meryl Streep y Goldie Hawn durante el rodaje de "La muerte le sienta bien".
Meryl Streep y Goldie Hawn durante el rodaje de “La muerte le sienta bien”.

Ahí viene, sí. Quizás uno de los personajes que forman mi podio personal de personajes preferidos es Francesca, la ama de casa entregada a sus hijos que interpretó en “Los Puentes de Madison”

La inolvidable Francesca de Los Puentes de Madison. Imagen: IMCDb
La inolvidable Francesca de Los Puentes de Madison.

. Cuando le preguntaron a Clint Eastwood el por qué de la elección de Meryl, fue el primero en reconocer que se trataba de “la mejor actriz del mundo”.

La forma en que se cargó al hombro a esa mujer que estuvo dispuesta a dejar pasar su propio deseo con tal de mantener la felicidad de sus hijos, hace que cualquier mujer pueda identificarse con alguna veta de este personaje, al que le ha brindado tanto de su corazón que nos duele a nosotros como espectadores que Francesca no se baje de la camioneta…

Un nuevo personaje bisagra para Meryl Streep


Su primer nuevo éxito y el que tal vez reconocen las últimas generaciones que no alcanzaron a verla en las películas de los 70, 80 y 90, fue la inolvidable Miranda Priestly de “The Devil wears Prada” (El Diablo viste a la moda), con la que Meryl Streep consiguió su décimo cuarta nominación a los Oscars, además de la renovación de su público.

Con esta comedia dramática, Meryl demostró poder pasar de la ternura a la frialdad y poder interpretar a esta dura y respetada —temida, más que nada— editora en jefe de la Revista Runway. Soy una convencida de que, si Meryl no interpretaba este personaje, no había forma de lograr una cierta empatía con la insoportable Miranda.

La insoportable Miranda Priestly. Imagen: Pinterest
La insoportable Miranda Priestly. 

Una Meryl moderna y antigua a la vez


Y cuando pensamos que ya no podía sorprendernos, viene Meryl Streep y hace “Mamma Mia!”. Allí interpreta, claro, a la mamá hippie que todos queremos tener y nos regala algo distinto ¡Una Meryl capaz de cantar canciones de ABBA!

La entrañable Donna posee una energía tan positiva y una manera tan libre de vivir la vida, que todos quisimos visitar Grecia para cantarle a un Pierce Brosnan “The winner takes it all”.

Mi podio personal termina con el personaje de Julia Child en “Julie & Julia”, donde Meryl Streep no

Meryl Streep Julia Child
La leyenda de la cocina Julia Child, por Meryl Streep.

sólo logra transmitir lo inmensa que es Julia Child para la gastronomía estadounidense y para los cocineros del mundo —como yo—, sino que también nos muestra una vez más su versatilidad.

Por conocimiento propio, el tono de voz logrado por Meryl y los gestos que alcanzó en su interpretación son los que tenía la cocinera Julia Child, por lo que considero, una vez más, que Meryl Streep se merece más que mi admiración.

La carrera de Meryl abarca cinco décadas y acá faltan muchas películas (Estamos hablando de la mujer que tiene su propio anexo de películas en Wikipedia), pero quise encontrar algunas películas significativas y que hablen de su paso a través de las generaciones.

Para terminar de amar a Meryl Streep


A lo largo de su carrera, interpretó a tantos personajes que ya nos olvidamos de la mitad. Pero este video te cuenta los diferentes acentos y tonos de voz que hizo. Son poco más de cinco minutos, valen la pena y está Meryl Streep ¿Necesitás más razones para verlo?

Comentarios