Sexo en la primera cita

Hace poco que estoy soltero y como buen soltero argentino, he vuelto al ruedo de cazador con las estrategias y trucos clásicos. Hace unos días arreglamos un primer encuentro por Face con una chica que conocí. Era divina, muy inteligente, simpatiquísima y muy linda chica.

Fuimos al cine (donde usé con astucia el 2×1), después a comer algo chatarra, tirando magia del 25%  en descuentos, y cuando estaba dando los últimos sorbos secos del vaso de gaseosa aguada por los hielos, me dijo:

—¿Qué te parece si vamos a un lugar más cómodo?

—¿Cómo cual?

—Uno donde estemos vos y yo…

—¿Como acá? Estás vos, estoy yo…

—No, un lugar más íntimo…

—No entiendo…

—¡SI QUERÉS COGER, PELOTUDO!

—¡Ehhhhh! ¿Así, tan directo, me lo decís?

—Dejá, ya fue… me voy a casa.

Y se fue nomás, se fue y yo me quedé pensando: ¿Hay que tener sexo en la primera cita?

Primera cita

Yo soy un tipo chapado a la antigua y volver al ruedo después de tanto tiempo me hizo sentir totalmente acartonado, fuera de onda, porque los modos han cambiado, son distintos, las personas son diferentes, son más aggiornadas, no sé. Es como que el tiempo avanzó y yo quedé congelado en las técnicas de conquistas de los años 90.

Antes salías con alguien y en la primera cita, con muchísima suerte, por ahí te tocaba una chica atrevida que te permitía darle un piquito, pero para llegar a ese momento había que remarla, hacer un trabajo fino durante un tiempo como para que acepte salir con vos y después de cuatro o cinco salidas recién tenías la chance de verle la cara a Dios.

Ahora no, las chicas van al frente, te encaran, te invitan a salir y hasta insisten en pagar (no me pasó, pero se dice que es cierto). Pero el punto de reflexión de esta nota es ¿Hay que tener sexo en la primera cita?

Según un estudio realizado por la Universidad de Tokio, se dice que sí, pero como es la ciudad con mayor población del mundo, lo vamos a descartar, porque teóricamente viven sacudiéndose, o sea que no es imparcial, pero aún así rescato los Pro y los Contra.

tener sexo en la primera cita

Los pro de tener sexo en la primera cita         


♥ Satisfacer el deseo

♥ Te ahorrás guita y tiempo en saber si la relación sirve o no

♥ La pasás bien un rato

♥ La mina queda piola

♥ El chabón se siente un campeón

♥ Si tuviste una buena performance, te llama de nuevo

Las contras de tener sexo en la primera cita


♥ Si el deseo es mucho, genera estrés, o sea que puede que al chabón no se le pare

♥ La mina puede quedar como fácil

♥ El tipo puede quedar como un insensible depredador

♥ Si no tenés buen desempeño, no sólo no te llama más, sino que te come el cuero cuando se junta a tomar el té con las amigas o cuando se junta con los pibes a jugar a la Play

  • Me pregunto: ¿Puede ser que la otra persona sienta un deseo fuerte y quiera ir directamente a los bifes? Sí, es posible.
  • ¿Está mal? No, para nada. Pero hay ocasiones en donde se sabe de antemano que no va a haber amor y ¿para qué esperar tanto?

También hay situaciones en donde el amor nace después del primer encuentro íntimo, pero tampoco olvidemos los casos de cuando hay un sentimiento fuerte desde ambas partes, más allá de lo físico, y aún así se decide esperar al tercer o cuarto encuentro o al cuarto o quinto mes de salidas (me contaron) y no está mal tampoco.

En conclusión, debemos entregarnos al destino y si surge alguna posibilidad, aventurémonos y que la vida nos despeine.

Amemos, amemos mucho, como se aman los que deben estar garchando en este momento y no como yo, que estuve escribiendo esto y vos que lo leés y que seguramente tampoco tenés un plan más interesante como para poder decidir si vas a tener o no sexo en la primera cita.

Comentarios