“La yerba mate despierta a los dormidos, corrige a los haraganes y hace hermanas a las gentes que no se conocen”. (Eduardo Galeano)

¿Tomamos unos mates? En la facultad, en el trabajo, en la cocina, en el colectivo, en la calle…  Para estudiar, para pasear o para leer este artículo. La yerba mate forma parte de nuestra cultura y un grupo de investigadores se ocupa de indagar sobre este “alimento” compuesto por minerales y vitaminas.

El libro “La Yerba Mate. Tecnología de la producción y propiedades” comprende una investigación por parte de investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Misiones. El trabajo, que cuenta con 436 páginas, se divide en cuatro ejes: I) La producción; II) El procesamiento y la comercialización; III) Propiedades y composición química y IV) Formas de consumo y normativa vigente.

Mate

Sobre las temáticas de este libro hablamos con uno de sus autores, el Ingeniero Químico Miguel Schmalko, quien además es Máster en Tecnología Química, Doctor de la Universidad de Buenos Aires (UBA) en el área Ciencias Químicas y docente en la Universidad Nacional de Misiones.

¿Cómo nace la investigación sobre la yerba mate, cuyo resultado es la publicación de este libro?

En la segunda década del siglo XX se inician las primeras investigaciones sobre yerba mate en el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), principalmente relacionada a su rendimiento. En esa época, en la UBA se estudió la presencia de cafeína y vitamina C. En la década del 70, en la Universidad Nacional de Misiones y en un centro del INTA, en Misiones, se inician las investigaciones sobre la tecnología de producción. Ese equipo de trabajo propone publicar este libro para presentar sus conocimientos y experiencias a generaciones futuras.

¿Cuáles fueron los resultados con los que se sorprendieron en dicha investigación?

En el año 1993, en la Universidad Tecnológica de Texas, un uruguayo, el Dr. Gugluicci, detectó la presencia de compuestos antioxidantes. A partir de esto, se investiga la presencia de otros compuestos funcionales en 15 países diferentes en el mundo, donde se encontraron una serie de compuestos y propiedades en su extracto, inimaginables hace algunas décadas. En este libro se exponen los últimos trabajos publicados y las propiedades expuestas en los mismos.

¿Cómo es el consumo en nuestro país y a qué países se exporta?

La yerba mate es uno de los alimentos más consumidos en el país. Su promedio es de 6,5 kg por año, lo que implica el consumo aproximado de 65 litros de mate por año. Su consumo abarca la región del MERCOSUR principalmente, Argentina, sur del Brasil, Uruguay y Paraguay.

Actualmente se exporta a diferentes países, principalmente al Medio Oriente  y a otros países de Sudamérica, Estados Unidos y Europa, alcanzando dichas exportaciones el 15% de su producción.

La Yerba Mate

¿Cómo es la producción de yerba mate en Argentina?

La producción de la yerba mate tiene lugar en Misiones, norte de Corrientes y en las zonas vecinas a estas provincias. Una vez cosechadas, las ramas tienen que ser procesadas inmediatamente, por lo que las principales industrias están localizadas en la zona de producción.

En la etapa de estacionamiento, la yerba mate adquiere su aroma característico, por lo que el proceso de producción puede llevar entre 2 y 20 meses, de acuerdo al método utilizado. El 98% de su producción se utiliza para preparar mate o tereré.

¿Cuántas hectáreas se cultivan en el país? ¿Ha aumentado el consumo?

En la Argentina, se cultivan aproximadamente 200.000 hectáreas y casi el 30% de la población de esta zona está dedicada a esta actividad. La producción tuvo un leve aumento en los últimos años debido, principalmente, al incremento de la población, aunque el consumo por habitante se mantiene casi constante.

¿Cómo fue la repercusión de este material?

Este material tuvo una amplia repercusión en la zona productora, debido a que es uno de los primeros libros que abarca toda la tecnología de la producción, ya que hasta el momento no existía un material de ese tipo. Se deja de lado los mitos que existían sobre su producción para explicar su tecnología y propiedades con fundamentos científicos.

¿Hay un secreto para hacer un buen mate?

Siempre se dice que la calidad está relacionada a la expectativa del consumidor. El buen mate es el que a la persona le gusta y lo prepara de acuerdo a eso. Lo único que recomiendo es que la temperatura del agua no sea muy elevada, ya que la misma no es recomendable para la salud y los compuestos presentes en la yerba se extraen en las primeras mateadas. En general, en las zonas cálidas, tomamos tereré en los meses de verano, sin dejar el mate por la mañana.

La yerba mate es un alimento y es muy consumida en esta región. Aporta minerales, vitaminas y compuestos funcionales (antioxidantes, cafeína, saponinas) que ayudan a mejorar la salud del consumidor. Hoy, el mundo incluye en muchos alimentos preparados por estas propiedades. Los jóvenes, principalmente en la región del norte del país, en general consumen su “tereré con jugo”. En las playas de Posadas y Encarnación, cada grupo de jóvenes concurre a las mismas con su “termolar” y tereré.

El libro “La Yerba Mate. Tecnología de la producción y propiedades” lo comercializa la Editorial de la Universidad Nacional de Misiones y se puede consultar sobre su compra vía Internet, ingresando a la página web de dicha universidad: www.unam.edu.ar 

Comentarios
Compartir
Artículo anteriorUna pregunta, una respuesta, una palabra
Artículo siguienteLa vida en doble, en doble fila
Gabriel Di Battista
Gabriel Di Battista nació en La Plata el 21 de junio de 1987. Es Licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de La Plata y estudiante de Guión de Radio y TV en el ISER.