El loco y la camisa

En el Teatro El Picadero, los domingos, hay algo más peligroso que un mono con navaja: Un loco con la verdad.

“Cada casa es un mundo”, ese dicho milenario no existe al día de hoy por capricho del destino, sino que está colmado de sabiduría absoluta: puertas para adentro hay pequeños universos repletos de caos, expectativas no cumplidas, sueños no realizados, dolor… y, por sobre todas las cosas, un sentimiento de querer salir de ese lugar.

En “El loco y la camisa” cada personaje elige cómo salirse de esa asfixiante casa de clase media baja del conurbano: ya sea tratando de escalar socialmente, recurriendo al engaño, al auto engaño y a la evasión. De esa manera, la convivencia es llevadera y se puede percibir una cierta ilusión de orden, de pulcritud, de moralidad absoluta.

Pero alguien lo impide, alguien observa y estudia en silencio cada intento de la familia de emerger de la tristeza de una vida anodina y llena de sueños abandonados. Alguien que los avergüenza, a la vez que los enfrenta a la triste realidad, esa en la que no hay cambio, sino estancamiento absoluto… ese alguien no conoce de etiqueta, ni va a pensar dos veces las verdades antes de lanzarlas de manera brutal sobre cada familiar.

Ése es el loco.

Su rol en la obra es ése, mostrarles a los demás el abismo que los divide entre lo que son y lo que quisieron o quieren ser. Un loco al que esconden, creen ellos, para no atemorizar al resto. Pero muy profundamente saben que ése no es el verdadero motivo, lo esconden para evitar ver todo lo que no son, todo lo que no tienen y todo a lo que nunca van a poder llegar. 

Nelson Valente nos lleva con la dramaturgia de “El loco y la camisa” a un ambiente tan conocido para nosotros (el del propio hogar), que es imposible no sentirse cómodo en esa atmósfera tranquila y apacible. La mayoría nos relajamos en la butaca, reímos las gracias del loco, y las charlas superfluas del matrimonio entrado en años nos llevan a recordar a padres, madres, abuelos y abuelas haciendo lo mismo mientras preparaban las pastas de los domingos.

Pero en menos de un segundo, todo se da vuelta, los espectadores nos quedamos boquiabiertos sin poder dejar de mirar ese ordinario living… y ahí, justo ahí, sucede la magia.

Obra El loco y la camisa



Actuaciones 5/5   –  Puesta en escena 5/5  –  Sonido/Musicalización 5/5

¿Quiénes?

Elenco de la Compañía Banfield Teatro Ensamble
Beto (el hijo) | Julián Paz Figueira
Matilde (la madre) | Lide Uranga
José (el padre) | Ricardo Larrama
María Pía (la hija) | Soledad Bautista
Mariano (el novio) | José Pablo Suárez

Dramaturgia y Dirección | Nelson Valente (diálogos creados en colaboración con los actores)

¿Dónde?
Teatro El Picadero, Pasaje Santos Discepolo 1857, CABA.

¿Cuándo?
Domingos a las 18 horas.

 

Comentarios